Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia extrema el control sobre los botellones con la amenaza de multas de hasta 300 euros

Jóvenes en el barco que el jueves los trasladó de Mallorca a Valencia. |   // EFE

Jóvenes en el barco que el jueves los trasladó de Mallorca a Valencia. | // EFE

Con Galicia al borde de rozar de nuevo los dos mil infectados y la incidencia del COVID disparada entre los más jóvenes, la Xunta, el Gobierno y los concellos se han propuesto impedir los botellones, extremando la vigilancia desde este fin de semana y con la amenaza de aplicar sanciones de hasta 300 euros.

“Hay que recordar que los botellones no se pueden celebrar y, si se celebran, tiene que ser objeto de denuncia y de sanciones” , aseveró ayer el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien remarcó que los botellones no son “legales” y se pueden multar hasta con “300 euros”. En este momento, este tipo de reuniones juveniles son la “tercera causa de denuncias de procedimientos sancionadores que se están tramitando, solo superados por no llevar mascarilla y por fumar no cumpliendo las normas”, expicó el número dos del Gobierno autonómico.

Rueda remarcó la importancia de que “no se den pasos atrás derivados del aumento de los contagios especialmente entre la gente más joven” porque evitar que “lo que sucedió en Baleares, se produzca en Galicia”.

Rueda remarcó la importancia de que “no se den pasos atrás derivados del aumento de los contagios especialmente entre la gente más joven” porque evitar que “lo que sucedió en Baleares, se produzca en Galicia”

decoration

Rueda lanzó este mensaje tras participar en una reunión de coordinación de seguridad con el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alberto Varela; el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; y representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, entre otros. En ella, se acordó que las fuerzas y cuerpos de seguridad reforzarán este fin de semana los controles contra los botellones y las aglomeraciones vinculadas al ocio nocturno en las siete ciudades gallegas y municipios en los que se prevé mayor afluencia de personas, como Sanxenxo.

La medida llega en el contexto de un acelerado incremento del número de contagios entre los más jóvenes, las franjas de edad que todavía no han sido inmunizadas.

En el encuentro, el presidente de la Fegamp trasladó la inquietud de los municipios ante el retroceso en la contención de la pandemia y pidió “refuerzos” para unos cuerpos de la policía local que “llevan meses haciendo un esfuerzo ingente”.

Rueda explicó que en el encuentro se incidió en la necesidad de “coordinar” el trabajo de todos los cuerpos de seguridad que operan en Galicia de cara a este fin de semana con el objetivo de que “los buenos resultados de la evolución de la pandemia” no se tuerzan. El riesgo de la quinta ola está ahí. Eso sí, sería mucho menos letal que las anteriores, pues los más vulnerables, los mayores, ya están vacunados.

Además de los dispositivos en las siete ciudades gallegas, se acordó reforzar con “dispositivos especiales” en lugares sensibles en zonas de veraneo, como Sanxenxo, “con poblaciones alrededor en las que no se permite ocio nocturno”, al estar en máximas restricciones, por lo que “se prevé un desplazamiento” hacia esta zona de O Salnés.

Los nuevos contagios de COVID-19 siguen disparados en Galicia en el arranque del mes de julio, con 271, por lo que se mantienen por encima de los 200 por segunda jornada consecutiva; acompañado de un aumento de los casos activos a 1.994; así como de la tasa de positividad, que ha repuntado a un 5,7%; mientras que los pacientes ingresados por este coronavirus suben ligeramente a 55, de ellos nueve en UCI.

Según los datos publicados ayer por la Consellería de Sanidade, nueve personas siguen ingresadas en UCI por la Covid (una menos) y se incrementan a 46 las que continúan en otras unidades de hospitalización (tres más). Por su parte, 1.939 pacientes permanecen en seguimiento en su domicilio.

Los casos activos de Covid en el conjunto de Galicia aumentan por novena jornada consecutiva y rozan los 2.000 al situarse en 1.994, que constituyen 157 más que la jornada anterior, al haber más contagios (271) y altas (114). Así, siguen en niveles de la segunda quincena de agosto del año pasado.

Desde el comienzo de esta crisis sanitaria las personas fallecidas diagnosticadas con Covid-19 en toda Galicia se elevan a 2.437. El último óbito fue notificado ayer por el Sergas. Es un hombre de 61 años fallecido el día uno en el Hospital de Lugo. No tenía patologías previas.

Diez jóvenes gallegos siguen aislados en Mallorca

“Aún tenemos diez jóvenes en Mallorca con COVID-19 en algún hotel haciendo cuarentena. Estamos en contacto para seguir la evolución, lo que procede es finalizar la cuarentena en Mallorca, de salud están bien e controlados”, informó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, concreto después que se trata de diez jóvenes que ya dieron positivo en la isla, de ahí que sigan todavía en Mallorca.

Los cinco positivos detectados entre los jóvenes vinculados al ‘macrobrote’ de Mallorca que llegaron el jueves a Galicia desde la isla permanecen aislados en sus propios domicilios

decoration

Por otra parte, los cinco positivos detectados entre los jóvenes vinculados al ‘macrobrote’ de Mallorca que llegaron el jueves a Galicia desde la isla permanecen aislados en sus propios domicilios. Los otros 16 estudiantes permanecerán en cuarentena hasta que se les repita la PCR, en 72 horas, tal y como se había estipulado en el protocolo, avanzado este por el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, para los casos vinculados al brote mallorquín. Son ya 184 los jóvenes gallegos infectados de coronavirus en este macrobrote balear: 139 de la provincia de Pontevedra, de los cuales 14 son del área de Vigo, 24 de A Coruña, 17 de Lugo y 4 de Ourense.

Compartir el artículo

stats