La Policía Local de Vigo desalojó en la madrugada del sábado a más de 500 jóvenes que se congregaron en diferentes puntos de la ciudad para hacer botellón. Hoy se estrenaba la relajación del uso de la mascarilla en exteriores, que ya no obligatoria cuando se puede mantener un metro y medio de distancia entre personas, y muchos de los integrantes de estos botellones optaron por no continuar con esta medida de seguridad. 

La policía informó de que se sucedieron numerosas peleas y altercados, aunque en cuanto las patrullas se acercaban los grupos implicados se disolvían.

El punto neurálgico fue la Praza da Estrela, según han informado a FARO fuentes oficiales, donde los agentes contabilizaron medio millar de personas reunidas en diversos grupos sin tapabocas y, para más inri, realizando botellón, actividad restringida por el gobierno gallego de forma generalizada en toda la comunidad.

Otros lugares de la urbe donde los policías intervinieron fueron en Praza de Portugal y en la calle Cánovas del Castillo. Además, la calle Teófilo Llorente, en Vinos, también se encontraba repleta de pelotones de gente.

Detenido tras huir en coche

La Policía Local informó también de la detención la noche del viernes de un hombre, natural de Nigrán, de 45 años de edad, tras protagonizar una huida y persecución por las calles del centro de la ciudad. 

Los hechos ocurrieron sobre las 2.45 h cuando una patrulla que estaban controlando el botellón vieron al hombre a la altura del Centro Comercial A Laxe que realizaban maniobras sospechosas con su coche, al tiempo que pegaba grandes acelerones. 

Cuando los agentes le dieron el alto, lejos de parar, aceleró peligrosamente y huyó por Cánovas del Castillo. Empezó entonces una persecución por las calles del centro en la que intervinieron hasta cuatro patrullas de la policía local

Finalmente el coche acabó chocando contra una jardinera en la zona de Areal y tras verse acorralado por dos patrullas intentó seguir su huida dando marcha atrás y adelante violentamente, con lo que ocasionó numerosos desperfectos en los vehículos policiales. 

Los agentes procedieron a la detención del hombre, que se negó a hacer prueba alguna de detección de alcohol o drogas, aunque los agentes constaron que se encontraba bajo los efectos del alcohol y posiblemente de sustancias estupefacientes y pasó la noche en el calabozo. 

Te puede interesar:

Por otra parte, la Policía Local informó también de un incendio en el garaje de un edificio en la calle Aragón número 207. A causa del fuego un coche quedó totalmente calcinado y otros sufrieron daños leves. Fue necesaria la intervención de los bomberos.