Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portugal aclara las condiciones para poder entrar en el país

Dos jóvenes disfrutan del sol en Oporto

Dos jóvenes disfrutan del sol en Oporto Violeta Santos (Reuters)

Idas y venidas en la apertura de fronteras y la posibilidad de viajar a Portugal desde Galicia. Este domingo a las 00:00 se levanta el cierre perimetral de Galicia. Se termina así el que parecía último escollo para poder visitar el país vecino pero no será así todavía. La pandemia no ha acabado, tampoco para Portugal, que tiene 22.535 casos activos y 360 hospitalizados, con 77 en las ucis. El Gobierno luso ha implementado su plan de desescalada y siguen vigentes restricciones de diferente índole para la recepción de visitantes. Las fronteras terrestres permanecen abiertas mientras que los puertos siguen cerrados y la entrada en avión sigue ligada a estrictas condiciones.

Entonces, ¿se puede ir libremente desde este domingo a Portugal desde Galicia? Con los datos actuales la respuesta es no. El motivo es otro de los requisitos que ha puesto Portugal para permitir la llegada de visitantes y que se refiere a la incidencia acumulada a 14 días. Independientemente de la relajación en los accesos, el Gobierno luso ha establecido que aquellos países en los que esta IA sea superior a 150 casos por 100.000 habitantes tengan la entrada limitada por cualquier vía a excepción de viajes por motivos esenciales, como venía sucediendo hasta ahora. Además, en el caso de las llegadas a aeropuertos, para los países del espacio Schengen con esta tasa será además obligatoria una PCR negativa en las 72 horas anteriores.

A día de hoy, aunque Galicia cuenta con una incidencia inferior a este umbral, el conjunto del Estado español lo superá y, por lo tanto, la entrada está limitada para los ciudadanos de todas las comunidades autónomas.

La desescalada en Portugal

Desde el 1 de mayo, la mayor parte de Portugal está en la cuarta y última fase de su desconfinamiento. Estas medidas, en principio, están en vigor hasta el día 16 de este mes, cuando las autoridades revisarán la situación epidemiológica. En cuanto al comportamiento general, los gallegos deberán aplicar las mismas precauciones que ya conocen bien: distancia de seguridad, uso obligatorio de mascarilla en los espacios públicos --las multas van de 100 a 500 euros--, higiene frecuente de manos y 'etiqueta respiratoria', esto es, gestos como toser en el codo para evitar esparcir los aerosoles.

Los restaurantes, cafés, pastelerías y salas de espectáculos podrán abrir hasta las 22:30. Se podrán juntar grupos de hasta seis personas en el interior y hasta 10 en las terrazas. Una excepción para los restaurantes de los centros comerciales: tendrán que cerrar a las 19:00 en los fines de semana y festivos. En cuanto al comercio, tendrá que echar la persiana a las 21:00 los días de semana y a las 19:00 los sábados, domingos y festivos.

La venta de alcohol también tiene limitaciones: está prohibida en las áreas de servicio y en las gasolineras, mientras que las tiendas, supermercados e hipermercados olo se podrá adquirir hasta las 21:00.

Turismo de Portugal ha impulsado el sello 'Clean & Safe', que permite la identificación de establecimientos y servicios que han puesto en práctica medidas mejoradas de higiene y seguridad. No hay una limitación general de ocupación. Sí la hay, en cambio, en los campings y en las áreas de servicio para autocaravanas, que podrán utilizar un máximo de dos tercios de su capacidad.

En los medios de transporte el uso de la mascarilla es obligatorio. En autobuses y trenes el aforo está limitado también al 66%, mientras que en los taxis y vehículos tipo Über está prohibido para los usuarios usar los asientos delanteros y en el resto de plazas se aplica ese mismo porcentaje. En cuanto a los coches de alquiler, los que tengan capacidad igual o inferior a cinco plazas pueden ocuparse al 100% si pertenecen al mismo núcleo familiar. En caso de que tengas más asientos, su ocupación será de un máximo de dos tercios, excepto en caso de que se trate de convivientes.

El deporte en Portugal también está completamente desconfinado en esta fase: todas las modalidades deportivas están permitidas, al igual que la actividad física al aire libre. Los campos de golf, de hecho, están en funcionamiento también.

Excepciones

Las medidas descritas se refieren a la cuarta fase del plan de desconfinamiento y están en vigor, al menos hasta el 16 de mayo, en la práctica totalidad del territorio luso. Sin embargo, hay algunas localidades que están en niveles anteriores, con más restricciones. Las limitaciones más duras --bares y restaurantes cerrados solo para servicio a domicilio, por ejemplo-- están en vigor en Odemira. En un segundo nivel --apertura de museos y terrazas-- se encuentran Carregal do Sal y Resende. En la tercera fase se han quedado Cabeceiras de Basto y Paredes; aquí los restaurantes y bares podrán abrir hasta las 22:30 durante la semana pero solo hasta las 13:00 en sábados, domingos y festivos.

Compartir el artículo

stats