Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia levanta fronteras, da otro empujón a la hostelería y blinda la madrugada

Imagen de fondo: varias personas en las terrazas de locales de hostelería en Santiago de Compostela

Imagen de fondo: varias personas en las terrazas de locales de hostelería en Santiago de Compostela Europa Press / FDV

El plan de desescalada para el fin del estado de alarma, pendiente del aval del TSXG

Con la duda de si el TSXG avalará su propuesta, aunque hasta el momento siempre lo ha hecho, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, presentó ayer las nuevas restricciones que regirán con el fin del estado de alarma desde el domingo. Galicia avanzará “en la apertura gradual y responsable” que inició hace dos meses y medio porque la situación epidemiológica así se lo permite, explicó el titular del Ejecutivo gallego. Desaparece el cierre perimetral de la comunidad y el toque de queda, pero entre la una y la seis de la madrugada estarán prohibidas las reuniones de no convivientes en la calle o en las casas. Además los restaurantes podrán ofrecer cenas hasta la una de la madrugada y los bares servir hasta las once de la noche. Con la excepción de los concellos en alto riesgo, que permanecerán confinados y obligados a recluirse en casa a las once de la noche.

Feijóo desgranó las novedades en una comparecencia donde volvió a mostrarse muy crítico con el Gobierno por no haber preparado en once meses de pandemia una normativa que permita gestionar esta crisis sanitaria sin tener que acudir al estado de alarma ni pasar por los juzgados. El presidente apeló a la responsabilidad porque se flexibilizan restricciones cuando en Galicia sólo está vacunado el 36% de la población con al menos una dosis, porque se abren fronteras cuando en España hay seis comunidades aún en riesgo alto y además en plena llegada de la variante india. 

Toque de queda

Se levanta el toque de queda en todos los concellos de Galicia excepto en aquellos que se encuentran en el nivel de máximas restricciones que en este momento son, Cambados, Vilanova de Arousa, Laza y Cualedro, a los que se sumará Padrón este fin de semana. En estos casos, se mantendrá entre las 23.00 y las 6.00 horas. Esta es una de las excepciones que necesita de autorización judicial por parte del TSXG. Para estos concellos, la Xunta también mantiene el cierre perimetral, la hostelería cerrada y no están permitidas las reuniones de no convivientes.

Las reuniones sociales prohibidas durante la madrugada, pero se elimina el toque de queda, excepto en concellos de riesgo alto

El sábado el toque de queda en casi toda Galicia se ampliará hasta las doce de la noche, ¿por qué? porque el estado de alarma termina el domingo a las 00.00 horas y entonces iba a pasar que la gente tenía que recluirse a las once en casa y podía volver a salir a la calle una hora después. En consecuencia se amplía el horario de queda y así los restaurantes ya podrán el sábado dar cenas hasta la una de la madrugada. 

Cierre perimetral

El cierre perimetral de la comunidad desaparece también el domingo, por lo que cualquier persona podrá entrar y salir de Galicia sin justificación. Eso sí, se mantiene el registro de viajeros obligatorio, en el que deben anotarse quien viajan desde zonas de alta incidencia. Se les hará una prueba a llegar, del que quedarán exentos si tienen un certificado de vacunación de COVID. La única excepción para viajar fuera de Galicia la marcará la normativa de España para países extranjeros. 

Reuniones

A pesar del levantamiento del toque de queda, el Gobierno gallego prohíbe las reuniones de no convivientes entre la 01.00 y las 06.00 horas. Justifica que si se cierra la hostelería a la una y se mantiene cerrado el ocio nocturno, la fiesta no puede trasladarse a las calle. Además, durante el día, y salvo en concellos en riesgo extremo, donde están prohibidas, en el resto seguirían los límites de no convivientes: 6 personas en exterior y 4 en interior. Esta medida también necesita el aval del TSXG. 

David Couñago, dueño y cocinero jefe del Malasangre de Vigo, con Adrián, Xian y Manu, en la cocina del restaurante. Marta G. Brea

Hostelería

Salvo en concellos con máximas restricciones, donde la hostelería permanece cerrada, bares y cafeterías podrán abrir hasta las 23.00 horas. Los restaurantes, hasta la 01.00 horas, pero bajo las mismas condiciones que hasta este momento: licencia de restauración, cita revia, registro de clientes y medidor de CO2 para controlar la calidad del aire. El nuevo horario entrará en vigor el sábado. Su aforo depende del nivel de riesgo del concello en que estén. 

Medidores de CO2 en los bares

“Que los vayan comprando”, adelantó ayer el presidente de la Xunta para los dueños de los bares. Con la ampliación de horario, se les exigirá, pero igual que pasó con los restaurantes se les dará un tiempo para que los adquieran.  

Vacunación de menores de 60

La semana que viene arrancará la inmunización de los menores de 60 y para entonces los mayores de esa edad ya habrán recibido al menos una dosis. La próxima semana Galicia recibirá menos viales que esta: 187.000. 

Los mayores podrán salir hasta cinco veces a la semana de las residencias

Como la gran mayoría de los mayores que viven en residencias ya están vacunados, igual que el personal que trabaja en ellas, y ha caído en picado la mortalidad por COVID en estos centros, la Xunta ha abierto la mano con este colectivo.

Con el fin del estado de alarma, los mayores que vivan en residencias en ayuntamientos con nivel medio y medio bajo de restricciones podrán salir a la calle hasta cinco veces a la semana y hasta cuatro horas. Además podrán pasar cinco días como mínimo en casas de sus familiares y a la vuelta se les hará una prueba para comprobar que no se ha contagiado de coronavirus.

Y también vuelven los abrazos en estas residencias. Hasta ahora no estaba permitido el contacto físico, pero a partir del domingo cuando hijos, nietos y demás familiares y amigos acudan al centro a ver a sus mayores ya se podrán fundir en un abrazo y besarse.

Por otra parte, en los centros de día con más del 90% de sus usuarios vacunados los usuarios podrán salir con su acompañante a dar paseos en los alrededores y y los trabajadores podrán rotar entre su residencia habitual y el centro.

Los casos de COVID-19 en residencias de mayores del conjunto de Galicia se mantienen en 13, de ellos 11 usuarios y dos trabajadores, todos concentrados en un brote en un centro en Chantada (Lugo).

El BNG pide vetar la llegada de comunidades más afectadas y el PSOE ve “razonable” la desescalada

La oposición mostró ayer dos posiciones respecto a los planes de la desescalada de la Xunta a partir de que decaiga el estado de alarma. La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, reclamó a Feijóo mantener el cierre perimetral de Galicia con las comunidades que sufran mayor incidencia del COVID-19 (Galicia registra 150 casos por cada 100.000 habitantes), así como unificar los horarios de apertura para la hostelería. La Xunta prevé que los bares puedan abrir hasta las 23.00 horas y los restaurantes, hasta la 1.00.

La dirigente nacionalista considera vital que “no se eche por la borda con la llegada de personas procedentes de otros territorios con un nivel de incidencia superior al de Galicia”.

Por su parte, el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, calificó de “razonable” el plan trazado por la Xunta para el escenario abierto tras el fin del estado de alarma y apostó por estudiar que la hostelería pueda abrir hasta medianoche, “siempre con protocolos y mecanismos de seguridad frente al virus”.

En ese punto, reclamó seguir el ejemplo de Asturias, donde gobierna su partido. “Después de que la última EPA mostrase en Galicia los peores datos de desempleo de España en el primer trimestre del año, tenemos que avanzar hacia el modelo asturiano: combinar mucha vacunación y mucha sanidad pública con una desescalada gradual”, concluyó el secretario xeral de los socialistas gallegos.

Galicia vuelve a superar los 200 casos nuevos  

Galicia registró ayer 225 contagios nuevos por COVID-19 en las últimas 24 horas, 36 más que el día anterior, y supera los 200 por primera vez desde el viernes pasado. El aumento de contagios eleva también el número de casos activos, 11 más, hasta los 3.072, con lo que ya son doce días por encima de los tres mil.

El dato positivo es que bajan de 200 los pacientes ingresados por coronavirus por primera desde el 24 de abril: 197. Hay 48 en UCI, los mismos que el día anterior, y 149 en planta, tres menos.

La lista de fallecidos se elevó en una hasta 2.393 con la muerte de un hombre de 78 en el Hospital de Lugo.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad notificó 7.960 nuevos contagios y sumó 160 fallecidos al recuento oficial. La incidencia acumulada baja tres puntos hasta los 202,20 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Fernando Simón aseguró ayer al respecto: “La evolución de la epidemia va bien. Esa cuarta ola que podíamos esperar hace unas semanas parece estar ya descendiendo. Se quedó en una pequeña ondulación”. 

Compartir el artículo

stats