29 de marzo de 2020
29.03.2020
Faro de Vigo
Galicia:
Contagios (activos):
  6.947
Fallecidos:
 547
Recuperados:
 1.841
España
Contagios (total):
 212.917
Fallecidos:
  24.275
Recuperados:
  108.947
Actualizado: 29-04-20 11:20h
Evolución humana

Los neandertales se alimentaron de pescado, mejillones y comieron hasta focas y delfines

El uso del mar como fuente de alimento en ese instante solo se había atribuido a los Homo sapiens

29.03.2020 | 15:03
Posiblemente, el último collar hecho por neandertales.

Hace más de 80,000 años, los neandertales ya se alimentaban regularmente de mejillones, peces y otras especies marinas, como focas y delfines, según sólida evidencia encontrada por un equipo de investigación internacional durante una excavación en la cueva de Figueira Brava en Portugal.

El doctor Dirk Hoffmann, del Departamento de Geología de Isótopos de la Universidad de Gotinga, fechó las capas de piedra de flujo (depósitos de calcita que se forman como estalagmitas a partir del goteo de agua) utilizando el método de uranio y torio, y así pudo determinar la edad de las capas de excavación entre 86.000 y 106.000 años.

Esto significa que las capas datan del período en que los neandertales se establecieron en Europa. El uso del mar como fuente de alimento en ese momento solo se ha atribuido hasta ahora a los humanos anatómicamente modernos (Homo sapiens) en África. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Science.

La cueva de Figueira Brava se encuentra a 30 kilómetros al sur de Lisboa en las laderas de la Serra da Arrábida. Hoy se encuentra directamente en la costa, pero en ese momento estaba a dos kilómetros de la costa. El equipo de investigación, coordinado por el primer autor del estudio, el profesor Joao Zilhao de la Universidad de Barcelona, descubrió que los neandertales que vivían allí podían cosechar mejillones y peces de forma rutinaria y cazar focas. Su dieta incluía mejillones, crustáceos y peces, así como aves acuáticas y mamíferos marinos como delfines y focas. La comida del mar es rica en ácidos grasos omega-3 y otros ácidos grasos que promueven el desarrollo del tejido cerebral.

Hasta ahora, siempre se sospechó que este consumo aumentaba las capacidades cognitivas de las poblaciones humanas en África. "Entre otras influencias, esto podría explicar la aparición temprana de una cultura de personas modernas que usaban artefactos simbólicos, como la pintura corporal con ocre, el uso de adornos o la decoración de recipientes hechos de huevos de avestruz con motivos geométricos", explica Hoffmann en un comunicado. "Tal comportamiento refleja la capacidad humana para el pensamiento abstracto y la comunicación a través de símbolos, lo que también contribuyó a la aparición de sociedades más organizadas y complejas de los humanos modernos".

Los resultados recientes de la excavación de Figueira Brava ahora confirman que si el consumo habitual de vida marina juega un papel importante en el desarrollo de habilidades cognitivas, esto es tan cierto para los neandertales como lo es para los humanos anatómicamente modernos. Hoffmann y sus coautores descubrieron previamente que los neandertales hicieron pinturas rupestres en tres cuevas en la Península Ibérica hace más de 65.000 años y que las conchas perforadas y pintadas también deben atribuirse a los neandertales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Más información

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

FaroEduca