Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vámonos de viaje

Todo lo que ver en la Costa Amalfitana (y lo que no debes hacer)

Lugares como Amalfi, Atrani o Positano esconden los mejores paisajes de la zona junto al mayor lujo de la costa de Campania

Panorámica de Amalfi, el centro neurálgico de la costa. Miriam Cos

Sus colores lo inundan todo por completo. En los edificios, en la comida, en el mar, en la montaña... la Costa Amalfitana puede que sea uno de los parajes naturales más impresionantes de Italia, aunque también el más caro.

Positano, escenario del 'affair' de la protagonista de 'Bajo el sol de la Toscana'; Amalfi, con su impresionante historia y catedral; el encanto de Atrani, las leyendas de Ravello o las historia de Majori y Minori pueden encandilar a cualquiera, y no es para menos. El viajero que se decida por la Costa Amalfitana conocerá la belleza de muy cerca en un enclave natural donde descubrir lo mejor de la gastronomía napolitana, además de las mejores playas de la zona.

La bahía de Positano desde una terraza. / M.C.

Amalfi desde el mar./ M.C.

Catedral de Amalfi./ M.C.

La playa de Atrani./ M.C

Cueva de Pandora./ M.C

LFiordo di furore./ M.C

Positano desde una terraza./ M.C

La torre de la catedral de Amalfi./ M.C

«

»

Amalfi, la capital de la belleza

CATEDRAL

De marzo a junio, la Catedral de Amalfi abre de 9.00 a 18.45, mientras que de julio a septiembre de 9.00 a 19.45. Durante el período de invierno, de noviembre a febrero, abre a las 10 a.m. hasta las 13 p.m., y por la tarde de 14.30 a 16.30 p.m. El Claustro del Paraíso y el Museo durante el invierno pueden estar cerrados, sobre todo en los meses de enero y febrero.

Para todos aquellos que decidan acudir a la Costa Amalfitana, su capital, Amalfi, es visita obligada. Más allá de los distintos encantos de los pueblos de la zona, esta localidad es de una belleza sin igual tanto en costa como en sus callejuelas y, por supuesto, la Catedral de San Andrés Apóstol. De estilo románico árabe-normando, ha sido remodelada varias veces y en su interior acoge las reliquias del homónimo santo. Simplemente, la visión de su escalinata que llega hasta la plaza del Duomo es todo un espectáculo. En su interior, la espectacular capilla, construida alrededor del año 1203 por el cardenal Pietro Capuano, quien colocó las reliquias de San Andrés traídas directamente desde Constantinopla. Desde 1304, con motivo de algunas fiestas religiosas, en la cripta tiene lugar el milagro de maná, que consiste en la secreción de un líquido aceitoso en la superficie de la tumba de San Andrés -se encuentra en el centro de la estancia-. Según una antigua leyenda, trae mala suerte subir las escaleras que conducen a la Catedral de Amalfi de la mano de la pareja, ya que es augurio de que romperán.

En Amalfi también se pueden disfrutar de las vistas desde su cementerio, que se encuentra en lo alto de la montaña, y al que se accede por las callejuelas anexas a la catedral. Además, disponen de alquileres de barco a precios relativamente buenos -más barato que en otras localidades cercanas- con los que hacer un tour de unas cuantas horas alrededor de la costa y conocer todos sus rindones desde el mar.

Positano y el romanticismo

Puede que sea una de las localidades de la zona más famosas por su aparición en películas de Hollywood, pero lo cierto es que Positano encandila desde que uno llega a través de las serpenteantes carreteras de costa. El lujo, la belleza y los mejores atardeceres y más románticos se unen para dejar a quien acuda allí de piedra, pese a que en este caso, los vecinos se las arreglan más que bien para sacar provecho de la fama.

RECOMENDACIÓN: Conducir por la Costa Amalfitana puede convertirse en un auténtico infierno. Sí, las carreteras son preciosas, pero también sus cerradas curvas, las faltas de aparcamiento y las caravanas en temporada alta. Para ir de pueblo en pueblo existe autobús o incluso barco. Por poner un ejemplo: aparcar un día en Positano son 50 €.

Pese a ser uno de los destinos más caros, sus hoteles, bares y restaurantes son de lo mejor y también tiene lugares que visitar, como la Iglesia de Santa María Assunta, mundialmente conocida por la hermosa cúpula decorada en mayólica, con los típicos colores: amarillo y verde, que recuerdan los matices del sol y la vegetación circundante. Además, por mar se puede visitar el archipiélago de Li Galli, o 'Sirenuse', tres islotes considerados en tiempos antiguos el refugio de las sirenas que encantaron a Ulises.

DE COMPRAS

DE COMPRASPor otra cosa que destaca Positano es por ser el reino de las compras -no baratas, eso sí-. La ropa de algodón natural de estilo ibicenco es lo más predominante, desde tallas para adultos hasta para los más pequeños, aunque también se pueden adquirir piezas de arte y decoración. También se pueden encontar joyerías con muchas piezas hechas con coral, típico de algunas zonas cercanas, como la población de Torre del Greco. Además, hay un lugar donde realizan sandalias joya a medida, cuestan unos 70 euros, pero pueden ser un buen recuerdo del precioso lugar.

Maiori y Minori

Para los que quieran alojarse por la zona pero no puedan pagar los desorbitados precios de Positano o Amalfi, estas dos localidades hermanas tienen unos precios algo más moderados. La playa más extensa de la Costa Amalfitana se ubica en Maiori. Además, en esta localidad hay varios senderos peatonales que conectan ambas ciudades, por lo que llegar a pie de una a otra es fácil.

La playa de Maiori con la iglesia al fondo./ SHUTTERSTOCK

En Minori se puede encontrar una aldea romana para visitar, famosa por sus frescos y mosaicos. En Maiori, la principal atracción es la Iglesia colegial de Santa Maria a Mare, que data del s. XII. y también cuenta con una cúpula de mayólica. También se puede visitar el Castello di Toro Plano, construido sobre las ruinas de un antiguo templo.

EL PUEBLO MÁS PEQUEÑO

EL PUEBLO MÁS PEQUEÑOSe podría pensar que el pueblo más pequeño de Italia es Minori, pero no, es su vecina Atrani. Esta localidad pegada a Amalfi está construida en tan solo 0.9 kilómetros cuadrados. Lo más llamativo son sus pequeñas callejuelas y casas, algunas metidas en la misma playa. Como lugares destacados, la Piazzetta, es el corazón de la ciudad y donde todo el mundo se reúne en los bares y restaurantes o sentados en las escaleras de la iglesia de San Salvador.

Como curiosidad, el 22 de julio es el día de Santa María Magdalena. Misas, procesiones y espectaculares fuegos artificiales en el mar hacen las delicias de los turistas, que también podrán degustar la especialidad gastronómica única de Atran: el sarchiapone (calabacín relleno y horneado).

COSAS A TENER EN CUENTA: En la zona sur de Italia la comida tiene un precio muy similar al de España, donde las cosas cambian es en la bebida. Pregunta siempre cuánto cuesta lo que vas a tomar o te llevarás una sorpresa. Además, en la mayor parte de las costas italianas, y muy claramente en la Costa Amalfitana, las playas son de pago, y aunque en todas hay una pequeña zona 'free', el lugar siempre está atestado o en zonas apartadas. Hay que tener en cuenta que los precios oscilan desde los 10 euros a los 30 por tumbona, sombrilla, duchas y vestuarios. Algunas tienen sus propias piscinas y bares o discotecas

En la siguiente publicación:

París

Compartir el artículo

stats