10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Adjudicada la mejora de seguridad vial en la PO-308 entre Covelo y A Granxa

La Xunta destina 1,2 millones a mejorar un "tramo de concentración de accidentes" donde ya se ejecuta una senda peatonal y ciclista

10.11.2018 | 10:48
Obras dela senda en el mismo ámbito

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade ha adjudicado por más de 1,2 millones de euros las obras de mejora de la seguridad viaria en la carretera PO-308 entre la intersección con la calle de acceso al muelle de Covelo y el mirador de A Granxa, entre los municipios de Poio y Sanxenxo.
Se trata de una intervención complementaria a la que ya se ejecuta en la senda de Covelo y Raxó y permite actuar en un tramo de concentración de accidentes en el mismo ámbito, "en el marco de la estrategia de la Xunta de intervenir en la supresión de estos tramos de la red autonómica de carreteras", explica la consellería
El inicio de estas obras, adjudicadas a Civis Global, S.L.U, está previsto entre finales de este año y principios de 2019, y se coordinarán con las que se realizan en el ámbito de la senda ya en ejecución
Las principales intervenciones en este tramo consistirán en la mejora de las intersecciones en las que se producen una parte importante de los accidentes registrados en esta carretera, para lo cual se ejecutará una semiglorieta en el acceso al muelle de Covelo y una glorieta en la intersección con la PO-303 en Samieira, que permitirá calmar el tráfico y la realización de los giros en condiciones más seguras, dado que la cercanía de un cambio de rasante hace que actualmente la visibilidad sea reducida.
Esta intervención prevé además la construcción de un carril central en la intersección con el Camiño Salgueiral y el acceso a la playa de Laño, así como la ejecución de una segunda glorieta para acceso al puerto de Raxó, que incluirá la construcción de un nuevo acceso y la eliminación del actual.
El proyecto incluirá también la mejora de otras intersecciones, mediante la ejecución de cuñas de aceleración y desaceleración, para facilitar la incorporación y salida de la carretera, ejecutándose también pequeños tramos de sendas, complementarios a la mejora de las intersecciones.
La Xunta destaca que estas intervenciones se enmarcan dentro del Plan de Seguridad Viaria de Galicia 2016-2020, que el Ejecutivo autonómico desarrolla con el objetivo de reducir hasta 2020 la accidentalidad de los tramos calificados como "puntos negros". Para eso, está prevista la ejecución de aproximadamente 40 actuaciones en 90 kilómetros, con una inversión que superará los 12 millones de euros, en el horizonte de esta legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook