16 de julio de 2008
16.07.2008

Pueblo Gitano confía en que se aplace de nuevo el derribo de la chabola de O Vao

16.07.2008 | 02:00
Imagen de la chabola pendiente de derribo. / Gustavo santos

La Comisión de Integración se reúne de urgencia ante el vencimiento del plazo dado por el juzgado

Confío que la chabola de O Vao no se va a demoler el viernes". Estas palabras las pronunciaba ayer Sinaí Giménez, presidente de Pueblo Gitano, quien se mostraba así de convencido de que el juzgado otorgará un nuevo aplazamiento para ejecutar el derribo de esta infravivienda en la que todavía reside una de las familias que tuvieron que regresar de Monte Porreiro.
Sinaí Giménez explicaba ayer que el colectivo que preside ya ha pedido al Concello de Poio y a la Xunta que soliciten este aplazamiento y ahora confía en que sean ambas instituciones las que trasladen formalmente esta petición al juzgado, basándose en que no hay tiempo material para realojar a la familia que ocupa esta chabola antes de proceder al derribo de su vivienda.
Giménez considera que el juzgado atenderá esta petición para permitir a la Comisión de Integración terminar el trabajo desarrollado en los últimos meses y que tenía como objetivo buscar una alternativa residencial a las tres familias que fueron realojadas en Monte Porreiro. Dos de ellas regresaron a un hotel y una a su chabola de O Vao después de las movilizaciones vecinales. La razón para dar el visto bueno al aplazamiento sería mayor ahora que, según manifestó el presidente de Pueblo Gitano, "puede ser que haya una solución bastante avanzada, sino para las tres por lo menos para dos de las familias".
Estas soluciones se podrían poner sobre la mesa hoy mismo, durante la celebración de una nueva reunión de la Comisión de Integración de O Vao que tendrá lugar en Vigo. Diversas fuentes de las familias afectadas y del resto de las instituciones y colectivos que forman parte de la Comisión confirmaron ayer que se ha convocado este encuentro con carácter de urgencia ante la finalización del plazo dado por el juzgado para ejecutar el derribo de esta chabola, ya que tanto Pueblo Gitano como la propia familia afectada por la demolición advirtieron en reiteradas ocasiones que regresarían a la vivienda que les fue adjudicada en Monte Porreiro si se quedan sin casa. Algo que podría reabrir el conflicto en el barrio pontevedrés a consecuencia de los realojos de O Vao.
Poblado transitorio
Los representantes de las tres familias afectadas por el realojo de las chabolas de O Vao estarán mañana representadas en este encuentro de la Comisión de Integración. En ella defenderán que cualquier solución que se adopte deberá pasar necesariamente por la adjudicación de nuevas viviendas, con carácter definitivo y en unas condiciones similares a las que tenían en Monte Porreiro.
Desde Pueblo Gitano consideran que la opción de un poblado de transición puede ser válida para para el resto de las chabolas que todavía quedan en pie pero no para las tres familias que ya fueron objeto de un realojo.
Asimismo, piden que se respeten los convenios firmados en su día. Según éstos, tras dos años de alquiler las viviendas pasarían a ser de su propiedad, por lo que piden que este plazo comience a contabilizarse desde el momento en el que llegaron a Monte Porreiro, si les adjudican unas nuevas viviendas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook