13 de febrero de 2012
13.02.2012

Informarán a Patrimonio sobre la piedra antropomórfica encontrada en Serrapio

Solla y vecinos acompañan a dos arqueólogos hasta el Coto das Insuas

13.02.2012 | 09:46
Un grupo de vecinos acompañó, ayer, a Solla y los arqueólogos Laureano Carballo y André Pena Graña.

El estudioso y escritor de Cerdedo Calros Solla acompañó en la mañana de ayer a dos arqueólogos hasta el Coto das Insuas, en el lugar de Serrapio, para mostrarles la piedra antropomórfica localizada en la cima de esta zona rocosa, en cuyo entorno ha estado realizando estos días, con ayuda de vecinos de la zona, labores de desbroce y limpieza. Tras la visita, en la que también participaron habitantes de Serrapio y Pedre, Solla informó de la intención de poner el hallazgo en conocimiento de Patrimonio por si la Xunta tiene a bien considerarlo y adoptar medidas para su preservación. Además, recomendó la inclusión de este elemento en el Plan de Patrimonio del Concello de Cerdedo.
El propio Solla indicó que los arqueólogos que aceptaron la invitación de acudir hasta la cima de este coto fueron Laureano Carballo y André Pena Graña. El descubridor de esta piedra figurativa que evoca la forma de una persona yaciente aseguró que los vecinos del entorno ya comienzan a referirse a ella como "o santo". En cuanto a las conclusiones extraídas de la visita realizada ayer, este estudioso trasladó que se resolvió considerar este elemento como una piedra figurativa labrada por la propia naturaleza. Apuntó seguidamente que, si bien quienes ahora la observan, libre de la maleza que la rodeaba, le atribuyen atributos antropomórficos, este parecer también pudo ser compartido por quienes, presumiblemente, en su día descubrieron la piedra.
Es aquí donde los expertos estiman que en un primer momento su superficie fue labrada con una herramienta rudimentaria para, de algún modo, dar forma "humana" a este pétreo personaje yaciente, perfilando lo que se interpreta como la cabeza, los ojos y los pies, junto a los que existe un pequeño canal que conduce hacia una pila situada en un nivel inferior.
Calros Solla explicó que el "escultor" que haya podido continuar el trabajo iniciado por la naturaleza parece haberse afanado en individualizar esta piedra, haciendo una suerte de silueteado que resalta la figura. Se estima que, con posterioridad, se realizaron tres cruces sobre esta piedra, una a los pies, otra en la parte que se entiende como el pecho y otra en el cabezal. Solla explicó que, tras la visita de los arqueólogos, se observó que estas marcas se hicieron ya con una herramienta más evolucionada, encontrando cierta similitud con las marcas de los canteros observadas en la Pontapedre, una construcción que, según indicaron, data del siglo XIII.
Calros Solla volvió a pedir la colaboración del Concello para limpiar el acceso natural a este coto. Si la solicitud no es atendida, indicó que ayer se planteó la posibilidad de organizar una jornada de limpieza del entorno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia