Alfonso Rueda: “Pontevedra se merecía un lugar que recordase siempre a Moldes”

Decenas de voces de la cultura arropan el arranque de la fundación dedicada al artista | A mayores de exponer y cuidar su obra, programará muestras de autores noveles

La presidenta de la Fundación Moldes, May Díaz, se dirige a los asistentes ante los representantes institucionales, encabezados por el presidente de la Xunta.

La presidenta de la Fundación Moldes, May Díaz, se dirige a los asistentes ante los representantes institucionales, encabezados por el presidente de la Xunta. / Gustavo Santos

La Fundación Moldes se quedó en la tarde de este jueves pequeña para la extensa nómina de artistas, representantes políticos e institucionales y en general voces de la cultura que quisieron arropar el nacimiento de este nuevo espacio dedicado al artista y profesor pontevedrés fallecido en 2017, uno de los grandes referencias de la plástica gallega de las últimas décadas, como recordó su viuda y presidenta del nuevo patronato, May Díaz.

Ésta ejerció de anfitriona y avanzó que la fundación, ubicada en la octava planta del edificio administrativo de la Xunta de la calle Benito Corbal, tiene por objetivo “promover, cuidar y estudiar la figura” de Manuel Moldes, así como colaborar con el resto de la sociedad, “sin olvidar la labor pedagógica” de un autor que fue profesor de la Facultade de Belas Artes.

La fundación abre sus puertas con una exposición antológica que reúne “piezas de los años 60 hasta la última que pintó”, explicó May Díaz. En las salas habrá obra permanentemente de Moldes, pero “también está abierta a otras colaboraciones con artistas, entidades culturales e instituciones”, señaló.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, encabezó la nutrida representación política, en la que también figuraron, entre otros, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, la vicepresidenta de la Diputación, Marta Fernández-Tapias, y el concejal pontevedrés de Cultura, Demetrio Gómez. Con ellos, los hijos del artista, Manuel e Íria Moldes.

La viuda y presidenta del nuevo patronato, May Díaz, ejerció de anfitriona y avanzó que la fundación, ubicada en la octava planta del edificio administrativo de la Xunta de la calle Benito Corbal, tiene por objetivo “promover, cuidar y estudiar la figura” de Manuel Moldes, así como colaborar con el resto de la sociedad, “sin olvidar la labor pedagógica” de un autor que fue profesor de la Facultade de Belas Artes

Las dos salas de la fundación se quedaron pequeñas para el numeroso público.

Las dos salas de la fundación se quedaron pequeñas para el numeroso público. / Gustavo Santos

El titular del Ejecutivo gallego hizo hincapié en la identificación del artista con Pontevedra y en que su obra “aquí es donde debe estar”. Recordó que tras la recuperación del edificio que llevó a cabo la Xunta, un inmueble que ahora ocupan diferentes departamentos y sedes de entidades sociales y de la Universidad de Vigo, “faltaba culminarlo” con esta fundación que, aseguró, “va a tener muchísima vida. A partir de ahora queda en manos de la familia y amigos” y también de las administraciones. “Es una responsabilidad de todos”, señaló antes que insistir en que Pontevedra “se merecía un lugar que recordase siempre a Moldes”, un espacio que “será muy dinámico”.

Xocas Meixide cerró la inauguración con la interpretación de una pieza inspirada en Manuel de Falla.

Xocas Meixide cerró la inauguración con la interpretación de una pieza inspirada en Manuel de Falla. / Gustavo Santos

Por su parte, el crítico de arte y comisario con May Díaz de la exposición inaugural, Ramón Rozas, destacó que en la selección se procuró que hubiese “una representación de cada uno de los diferentes momentos de la trayectoria de Moldes”, desde los dibujos de niños a las Bañistas del Lérez, pintado en el año en el que falleció. También piezas de los 70, del movimiento Atlántica y de diferentes series como Vieiros.