El alza de los costes limita a los tres meses la oferta de presupuestos de nueva construcción en el naval

Muchos de los precios de las materias primas utilizadas se duplicaron desde antes de la pandemia | El sector acusa un “problema grande” por la falta de mano de obra cualificada: soldadores, caldereros, tuberos...

Trabajos de ampliación de un barco en los astilleros de Nodosa en Marín.

Trabajos de ampliación de un barco en los astilleros de Nodosa en Marín. / GUSTAVO SANTOS

Son encargos de gran envergadura, con construcciones que pueden llegar a rozar los tres años de trabajo, por lo que cualquier variación en los costes puede suponer un problema importante. El sector naval ha sufrido, y sigue sufriendo, muchísimo el incremento en los precios de las materias primas y otros gastos en el proceso de producción. Tanto es así que hoy por hoy no puede, ni debe, firmar presupuestos de nuevas construcciones más allá de los tres meses desde su negociación, salvo que se incluyan las cláusulas correspondientes de actualización de los costes.

Así lo confirman desde el Grupo Nodosa, que el próximo 2025 cumplirá sus primeros 50 años como una empresa familiar fundada por Manuel Dopico y Jaime Novas, que ya se encuentra en la segunda generación. La Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Pontevedra le ha concedido su Premio Honorífico de la XXVI edición del Premio Xove Empresario do Ano. La presentación del galardón tuvo lugar ayer en las oficinas de Nodosa en el Puerto de Marín, un acto en el que se hizo un repaso de la situación del sector naval.

Rafael Outeiral, director de Relaciones Institucionales, y José Ramón Regueira, director comercial, destacaron que el Grupo Nodosa cuenta con más de 300 trabajadores propios, unos 200 de ellos en la división naval, ya que los encargos de reparación “requieren de una respuesta muy inmediata”, de ahí que sea importante la disponibilidad de esta mano de obra, aunque también tengan que recurrir en ocasiones a la empresa auxiliar. En el astillero pueden llegar a sumar 500 trabajadores.

Nodosa Group tiene unos 300 trabajadores directos y factura unos 50 millones al año

El último encargo recibido es la construcción de un arrastrero congelador de 79 metros para un armador de Nueva Zelanda, el Voyager, “un modernísimo tipo de barco de última generación”, en palabras de Regueira. Su principal característica es la automatización a bordo.

El contrato tardó en formalizarse tres años y el desarrollo de planos supondrá unos seis meses. En Nodosa prevén comenzar a cortar acero durante el verano y que la entrega pueda realizarse dentro de 30 meses.

El tipo de barco que más comercializa la empresa son los pesqueros, de todo tipo, tanto en nueva construcción como en reparación, pero también entregan remolcadores, dragas, cruceros, ferrys, buques offshore (de apoyo para trabajos alejados de la costa), bateeiros... Actualmente, Nodosa se encuentra con su construcción número 308.

La facturación anual en los últimos cuatro o cinco años es de una media de 50 millones de euros, contando a la parte industrial, Nodosafer. El 75% corresponde a la división naval, mientras que el 25% restante a la industrial.

Trabajos en el astillero de Nodosa en el Puerto de Marín.

Trabajos en el astillero de Nodosa en el Puerto de Marín. / GUSTAVO SANTOS

Maduración de contratos

El alza en los precios de las materias primas provocó desde un inicio una gran preocupación en el sector naval, que fue a más tras la invasión de Ucrania. “Hubo algunas que se duplicaron en un año”, reconoce Rafael Outeiral, que subraya que “los períodos de maduración de los contratos en una construcción naval son muy largos”. “Tú haces una oferta a un armador y a lo mejor pasan ocho o nueve meses hasta que cierras ese contrato. En ese tiempo a lo mejor los costes se duplicaron y el poder repercutir eso...”, manifiesta el trabajador de Nodosa.

“Hemos tenido que actualizar ofertas de un año para otro y algunas salían más de un 30% al alza”, añade, por su parte, José Ramón Regueira.

Ahora, pese a que los precios se han estabilizado, se tiende a “aleccionar” a los clientes en la actualización constante de la oferta, con presupuestos de precio a revisión y con un máximo de tres meses vista en el caso de nueva construcción. “Antes podías hacer una oferta de un año para otro. Hoy no es así, hay que incluir cláusulas de actualización, con precio a revisión directa, en función de lo que han subido los precios cuando el contrato entra en vigor".

Puestos cualificados y la F.P.

Otro de los grandes problemas a los que se enfrenta el sector es la falta de mano de obra, tanto cualificad como no cualificada. “Sobre todo la cualificada. El buen calderero, soldador, electricista naval... hace falta. El tubero, por ejemplo, es un puesto muy específico”, se lamenta Rafael Outeiral.

En este sentido, tanto los representantes de Nodosa Group como la presidente de AJE, María Asunción Buceta, apelaron a que la Formación Profesional “esté más adaptada a la realidad”, para que haya una confluencia entre la oferta de mano de obra y la demanda por parte de las empresas.

Ven en la F.P. Dual la solución, “ya que los tienes aquí ya durante la época de estudiantes, por lo que ya están adaptados a lo que necesitas”. “Es importante que tengan aquí el atractivo suficiente para que se mantenga el talento y no se nos escape a otros países”, considera Outeiral, director de Relaciones Institucionales de una empresa que ya exporta una media anual del 70% de sus trabajos.

Presentación del Premio Honorífico de AJE, ayer en Nodosa.

Presentación del Premio Honorífico de AJE, ayer en Nodosa. / GUSTAVO SANTOS

Un premio a las puertas del 50 aniversario de Nodosa

La Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Pontevedra ha concedido su Premio Honorífico de la XXVI edición del Premio Xove Empresario do Ano al Grupo Nodosa, que en 2025 cumplirá 50 años desde su fundación.

“Buscamos referentes y este es un ejemplo maravilloso para que nos podamos fijar en vuestra trayectoria y poder nosotros llegar todo lo lejos que podamos”, afirmó la presidenta de AJE, María Asunción Buceta. 

Desde Nodosa, se agradeció esta mención honorífica y se anunció que la idea es organizar unas jornadas de puertas abiertas en 2025, con motivo de sus bodas de oro, para que todo aquel que quiera pueda conocer el trabajo de la empresa.