Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden 24 años de cárcel, con agravante de género, por el asesinato de Jéssica Méndez en Barro

El supuesto autor, José Eirín, empotró su coche contra el de ella en marzo de 2022 por "indignación u odio" y tras años de acoso a la mujer

José Eirín, al llegar a los juzgados de Caldas en marzo de 2022 Noe Parga

José Eirín, el supuesto autor de la muerte de Jéssica Méndez en marzo de 2022 en una carretera de Barro, se sentará en los próximos meses en el banquillo de la Audiencia de Pontevedra para ser juzgado por un delito de asesinato con alevosía, con el agravante de género. Asi lo establece la Fiscalía en el escrito de acusación, donde solicita 24 años de prisión e indemnizaciones que suman unos 385.000 euros.

Tras la conclusión de la instrucción de la causa por parte del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Caldas, el fiscal ha formulado ya su acusación, en la que pone de manifiesto que, sin haber relación sentimental entre ambos -solo eran vecinos- la joven de 29 años sufría desde hace tiempo el acoso de José Eirín, que decidió supuestamente acabar con su vida por la "indignación u odio" que sentía al ver que Jéssica Méndez no le hacía caso.

El escrito señala que "la forma violencia de proceder del investigado (de 41 años) se debió a la circunstancia de que durante varios años nunca obtuvo una respuesta de la fallecida a las pretensiones sentimentales o afectivas que albergaba", y actuó "por la indignación u odio que le generó su silencio o su desprecio durante un periodo de tiempo tan prolongado".

Añade el fiscal que esta "postura de indiferencia o de invisibilidad (por parte de Jéssica Méndez hacia el acusado) no era una conducta esperable del género femenino para la mentalidad del investigado". Esa por ello que se aplica la agravante de cometer el crimen "por motivos o razones de género".

Su muerte levantó una oleada de rabia y dolor en toda la comarca, con concentraciones en las que siempre se apuntó que se trataba de un caso de violencia de género tras años de acoso, si bien la Fiscalía no añade una acusación en este sentido al no disponer de pruebas fehacientes al respecto.

En la vista oral, que se celebrará con jurado popular, se analizará una muerte ocurrida el 17 de marzo de 2022 en la carretera N-550, en lo que en un principio parecía un accidente de tráfico pero pronto se comprobó que no era así. Según el fiscal, poco antes de las 9.30 horas de ese día, el acusado, al volante de su Seat Toledo, observó que Jéssica Méndez aguardaba en su Seat Ibiza a incorporarse en el cruce de Porráns. "Con el ánimo de acabar con la vida de la conductora", aceleró hasta unos 80 kilómetros por hora y empotró su vehículo contra el de la chica en la puerta del piloto "sin darle ninguna posibilidad de reacción o de defensa", añade el fiscal.

La víctima resultó sufrió heridas de extrema gravedad y estuvo varias horas en coma, hasta que falleció al día siguiente.

Además de los 24 años de prisión, el fiscal solicita indemnizaciones que suman unos 385.000 euros para los allegados de la víctima: 128.350 euros para su pareja, 99.827 para cada uno de sus padres y 28.522 para cada uno de sus dos hermanos. También solicita que durante diez años no pueda acercarse a ninguno de ellos.

La pretensión de la Fiscalía es que el juicio se celebre antes de marzo de 2024, cuando se cumplen los dos años de prisión provisional de José Eirín, pero aún es necesario celebrar antes una vista preliminar, que ya se convocó dos veces, pero siempre de aplazó por razones de salud de un abogado. ahora está fijado para octubre. Si el juicio se demora más allá de marzo próximo, habría que acordar una prórroga de su encarcelamiento.

Compartir el artículo

stats