Deporte para sensibilizar, visibilizar e incluir

Decenas de personas participaron ayer en la IV Xornada Multideporte Adaptado

Escolares jugando al baloncesto en silla de ruedas

Escolares jugando al baloncesto en silla de ruedas / Rafa Vázquez

C. P.

Escolares de Pontevedra experimentaron ayer lo que sienten las personas que tienen diferentes capacidades a la hora de practicar deportes y actividades físicas. Sensibilizar, visibilizar, incluir y disfrutar fueron los objetivos de la IV Xornada Multideporte Adaptado que se celebró ayer en la avenida de Montero Ríos, en horario de mañana y tarde, de la mano de la Asociación de personas con discapacidad de la comarca de Pontevedra-Amizade.

El evento Deportod@s, que cuenta con el apoyo del Concello de Pontevedra y de la Diputación, se trata de una apuesta por la inclusión para que pequeños y mayores, con discapacidad o no, puedan conocer y probar distintas modalidades de deporte adaptado, con el asesoramiento de monitores.

Desde baloncesto y hockey en silla de ruedas, hasta fútbol y bolos con los ojos tapados para meterse en la piel de las personas con discapacidad visual, pasando por tiro con arco, pequeñas rutas en triciclo y un circuito para recorrer en silla de ruedas. Quienes se acercaron a Montero Ríos pudieron probar también en tenis de mesa, bádminton, boccia, eslalon y voleibol, siempre guiados por un monitor que explicaba los materiales a utilizar y las estrategias de cada juego que ayudan a normalizar la actividad deportiva de las personas con discapacidad; una experiencia que también tiene una vertiente de concienciación sobre las dificultades con las que una persona con discapacidad convive en su día a día.

Desde el Concello de Pontevedra se señaló a importancia de contribuir al fomento y la visibilización del deporte adaptado, “más allá del tiempo de la Olimpiada y Paraolimpiada, pues el deporte inclusivo se juega todo el año y todos los años”, destacando que “el deporte es una herramienta magnífica de inclusión para todas las personas”.

El presidente de la Asociación Amizade, Paulo Fontán, puso el foco en otro de los objetivos esenciales de esta jornada, la sensibilización: “que el tiempo que pasen jugando (niños y mayores) logren entrar por un momento en la piel de la persona con discapacidad, en la piel de otro”.

Suscríbete para seguir leyendo