El CHOP reduce la espera media para operarse a 63 días pero aumenta la demora de las consultas

Los pontevedreses tienen que aguardar cuatro días menos que hace un año para pasar por el quirófano, casi el doble que antes de la pandemia | La tardanza en ser atendido por el especialista es de algo más de mes y medio

Personal sanitario ayuda a un paciente en los accesos a Montecelo. |   // RAFA VÁZQUEZ

Personal sanitario ayuda a un paciente en los accesos a Montecelo. | // RAFA VÁZQUEZ / Carlos García

Bien en las pruebas

El Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP) cerró el pasado año con una mejora en los tiempos de espera de sus usuarios en cuanto a la realización de intervenciones quirúrgicas. Una reducción de unos cuatro días que, sin embargo, es la misma cifra que empeora en lo que respecta a las demoras para las consultas externas.

Concretamente, los pontevedreses debían aguardar a en diciembre pasado una media de 63,1 días para pasar por quirófano, frente a los 67,2 de finales de 2021. El sistema de salud no ha logrado reponerse todavía del impacto de la crisis sanitaria provocada por el COVID al mantener una lista de espera que está muy lejos de los 35 días de 2019.

En cuanto a las operaciones, son un total de 3.561 los pacientes del Complejo Hospitalario de Pontevedra (no se incluyen los usuarios de O Salnés con intervenciones en este hospital) que estaban a la espera de su cita con el bisturí a finales de año. De ellos, tan solo tres, según los datos del Sergas, arrastraban esperas de más de un año. Otros 278 superaban el medio año de demora y 459 entre tres y seis meses. El resto se operaban en menos de tres meses.

Por especialidades, Otorrinolaringología es la que tiene mayor espera, con 92 días, seguida por Traumatología y Urología con 83 y 65 respectivamente.

Consultas externas

Los efectos del COVID se notaron menos en las consultas que en 2021 solo estaban 9 días por encima respecto a los datos de 2019. Sin embargo, el 2022 no fue un año de mejora. Más al contrario, la espera para ver al especialista se elevó de los 42,3 días de 2021 a los 46,9 de diciembre de 2022. Cuatro días de diferencia, igual que en las operaciones, pero en esta ocasión hacia arriba.

Otorrinolaringología es la que mayor espera tiene en operaciones quirúrgicas y Reumatología en consultas

En Pontevedra hay 16.526 personas a la espera de una consulta externa en el CHOP de las que 345 deben esperar más de medio año por ella. El grueso, 14.984, tienen programada su cita para antes de tres meses, siempre según los datos publicados por el Sergas.

La especialidad con una mayor demora es, sin duda, Reumatología, con 108,9 días de demora media. La sigue a distancia Pediatría (con 67,8 días) y Dermatología con 53,6 días.

El menor tiempo de espera es en Oncología, con un día de media y cinco pacientes en lista. Otra especialidad con una gran carga de pacientes pero menos días de aguarda (41,6) es Oftalmología con 2.532 personas a la espera de una consulta. Reumatología (con 324) y Pediatría (con 21) son además las únicas dos especialidades que cuentan con pacientes con citas programadas más allá de los seis meses.

Psiquiatría cuenta asimismo con una espera elevada, de 52,4 días de media para consulta, según estos datos.

Pruebas diagnósticas

El otro gran apartado sometido a análisis en cuanto a las listas de espera son las demoras en la realización de pruebas diagnósticas. Aumenta el tiempo en Radiología, con 34,2 días al finalizar el pasado año, casi cuatro días más que en 2021. Los pontevedreses deben aguardar para realizar una endoscopia una media de 15,3 días, lo que supone en este caso un descenso de casi seis días en esta prueba.

La Electrofisiología sufre un descenso en cuanto a las demoras al pasar de 35,8 días a tan solo 25,4 en un año.

Los datos son buenos en lo que respecta a las pruebas diagnósticas si se tiene en cuenta que en lo que respecta a los estudios la espera media es de 22 días, lo que sí supone un gran descenso respecto a los datos de 2021 cuando la demora alcanzaba los 66,3 días, pasando además de 598 en lista de espera a tan solo 201 en apenas un año.

Dentro de la Radiología, la mayor espera es por una ecografía genitorurinaria, con 61,1 jornadas de aguarda, seguida de la vascular con 45,5. En las endoscopias, la respiratoria es la que acumula más demora (37 días) seguida de la urológica (33 días). En los estudios, el urológico (36,2 días), el digestivo (34,8 días) y el cardiológico (28,1 días), son los que tienen más retraso.

[object Object]

¿Y cuál es la situación del CHOP respecto al resto de áreas sanitarias de Galicia en cuanto a esperas para cirugía, consultas o pruebas diagnósticas? El Complejo sale bien parado de esta comparativa sobre todo en lo que respecta a las intervenciones quirúrgicas. Y es que en cirugía, los 63,1 días de espera media del Complejo Hospitalario de Pontevedra es la cifra más baja de la comunidad, según los datos del Sergas. Muy lejos de los 88 días que deben aguardar en Santiago (el área con peores registros) y también de los 75,4 del conjunto de Galicia. En cuanto a las consultas externas, las cifras publicadas por el Sergas también sitúan a Pontevedra como la segunda área con menos espera. Los gallegos deben aguardar una media de 66 días para ver al médico especialista, frente a los 46,9 de Pontevedra. Solo el área de Vigo presenta unos registros más bajos con citas de unos 40 días. La peor situada es Verín, con hasta 102 días de espera.

Por último, en cuanto a las pruebas diagnósticas, en Radiología la media gallega es de 91 días de demora, frente a los 34,2 del CHOP. Los datos también son buenos en las endoscopias si se comparan con la media de la comunidad autónoma en donde hay que armarse de paciencia y esperar hasta 146 días para esta prueba. En la ciudad del Lérez este periodo es de 15,3 días, según el Servizo Galego de Saúde. En cuanto a Electrofisiología, los datos de espera son de 35,8 días de media en Pontevedra frente a los 80,2 de la media gallega, por lo que el CHOP también sale bien parado. Por último, la realización de estudios supera también los cien días de media en la comunidad autónoma, mientras que en Pontevedra se logró reducir los 66,3 días de espera de 2021 a tan solo 22 a finales de 2022 y reducir, como se dijo, los 598 pacientes en lista de espera a los 201 con los que se cerró el pasado ejercicio.