Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pontevedreses salen a la calle para saludar la vuelta de la Batalla de Flores

El desfile estrenó un itinerario ampliado | El musical “O pequeno Rei da Sabana” cerró la jornada dedicada al público infantil

25

La Batalla de Flores vuelve a teñir de color las calles de Pontevedra Rafa Vázquez

Un recorrido aumentado desde la avenida Virxina Pereira, donde se concentraron los grupos y carrozas, y una treintena de grupos y camiones festivos participantes. La Batalla de Flores, uno de los espectáculos más multitudinarios de las fiestas, recuperó ayer plenamente su formato tras dos años de restricciones ligadas al COVID y lo hizo convocando a miles de pontevedreses en las calles.

Los más pequeños de la casa fueron un año más los grandes protagonistas y destinatarios de este desfile en el que no faltaron comparsas, grupos de animación de calle, gaiteiros o charangas.

A mayores, participaron en el recorrido festivo 8 carrozas impulsadas por el Concello, las sociedades y empresas de la ciudad, de modo que finalmente protagonizaron la procesión festiva más de 200 personas.

La Policía local abrió el desfile, en el que siguieron la comparsa de gigantes y cabezudos Turoqva y la primera carroza, “Elefante de cores”, que fletó el Concello. Tras ella, una larga serpiente de grupos y vehículos y también escenas de animación de calle, como “Little garden”, de Pablo Méndez.

El Circo Rivel, “Os Bañistas” de Nelson Quinteiro o el “Dinosaurio do Lérez” de Barafunda, fueron otros de los grupos que tuvieron cabida en este regreso de la Batalla de Flores, que creció con un recorrido más largo por las calles Loureiro Crespo, Benito Corbal, Cobián Roffignac y Padre Amoedo, para concluir en la ribera del Lérez.

El objetivo de la Concellería de Festas era extender el desfile y que éste llegase a más barrios, prolongándolo hasta A Parda y el entorno de Ernesto Caballero, dos zonas de la ciudad donde residen numerosas familias con niños.

Por lo demás, la Batalla también renovó su papel estelar como uno de los grandes espectáculos de la “semana grande”, de modo que numerosos padres, abuelos y padrinos de localidades cercanas se desplazaron hasta el centro para contemplar las carrozas y grupos.

El Concello impulsó otras cuatro más, “Detective Pikatxu” (en colaboración con San Marcos), “Cebras e xirafas de cores” y “Minie, Mickey, Pluto”.

Por su parte, el Liceo Casino participó con la carroza “Trolls”, y el Casino Mercantil con “Gerónimo Stilton”. A estas propuestas se sumaron los camiones festivos de las empresas: “Mario Bross” (de Avícola e Galicia), “Raya e o último dragón” (Froiz) y “Dragon Ball” (del Centro Comercial Urbano Zona Monumental).

Y tras el extenso itinerario, la fiesta se trasladó a la plaza de España, donde el musical teatral “O pequeno Rei da Sabana” despidió esta jornada festiva dedicada a los más pequeños de la casa. Se trata de la primera adaptación en gallego del famoso musical del Rey León y al que dan vida más de 13 solistas y un coro con una veintena de voces. Con la música, las máscaras, luces y una sorprendente puesta en escena ayudaron a contar la historia del joven león Simba.

Compartir el artículo

stats