Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una tuneladora alemana llega en febrero a Placeres para excavar el túnel del emisario

Pozo de ataque ya excavado, donde se instalará la tuneladora. FdV

El macroplan de la Xunta para mejorar la depuración de las aguas de la ría entra en una nueva fase. Con la mejora y modernización de la depuradora de Placeres, presupuestada en 16 millones de euros, en fase de pruebas desde el pasado mes de octubre, la Consellería de Infraestruturas afronta ahora el tramo decisivo para instalar un segundo emisario submarino en la ría, por doce millones de euros más. Se trata de la excavación, tanto en tierra como en el fondo marino, del túnel que albergará esa canalización de tres kilómetros y medio de longitud.

Para ello, se utilizará un sistema pionero en España, con una tuneladora fabricada expresamente en Alemania y que llegará, en piezas, a Placeres, en febrero próximo. La Xunta calcula que a finales de 2022 estará ejecutada y será entonces cuando evacuará las aguas de la depuradora de Placeres mediante unos difusores que vaciarán su carga a una profundidad de 28 metros en el entorno de la Illa de Tambo.

Según el último balance oficial de Augas de Galicia, “en este momento el desarrollo de los trabajos sigue el calendario previsto, y ya ha finalizado la parte de la obra de ejecución del pozo de ataque para la tuneladora”.

Este “pozo de ataque” es un compartimento en tierra desde el que comenzará la excavación del túnel y se ejecutó en varias fases: primero fue el pilotaje del contorno del poco (los pilotes son cilindros de hormigón que se ejecutan en perforaciones realizadas previamente en el suelo a lo largo de todo el perímetro de la excavación necesaria para la cámara de carga ). Una vez ejecutado el perímetro, se excavó en su interior de forma segura. Estas obras permiten ahora, una vez excavado el pozo, ejecutar la solera de hormigón y los muros de revestimiento en el perímetro.

Las tuberías del emisario ya están almacenadas en Placeres. FdV

Paralelamente, se trabaja ahora en los trabajos topográficos que marcarán con precisión el recorrido y las coordenadas exactas donde trabajará la tuneladora, procedente de Alemania. En la segunda semana de febrero se espera que comiencen a llegar las partes de esta máquina para su montaje en el pozo de ataque. La tuneladora es fabricada por la empresa Herrenknecht AG, en su planta ubicada en el municipio alemán de Schwanau, en el distrito de Ortenau, Baden-Württemberg.

La perforación del túnel del tramo terrestre del emisario se realizará con esta tuneladora, que empezará a excavar desde el pozo de ataque y terminará saliendo por el fondo marino en el punto donde se iniciará el tramo submarino de la tubería.

La Xunta mantiene el objetivo de concluir a finales de este año 2022 las obras del nuevo emisario de Placeres, “destinado a atender a una población de aproximadamente 141.204 habitantes para el año horizonte 2042” . Esta actuación, que supone una inversión autonómica de 12 millones de euros, se divide en dos partes: la obra de tierra, que corresponde a la ejecución de la cámara de carga y estación de bombeo a emisario, y el emisario submarino propiamente dicho.

Augas de Galicia subraya que la ejcución de esta nueva tubería (la actual se destinaría exclusivamente a los vertidos de Ence) “pretende separar los vertederos industriales y de residuos y tener las dimensiones adecuadas a las necesidades actuales y futuras”. Así, recibirá las aguas domésticas tratadas en la depuradora.

Recuerda que el proyecto incorporó varias modificaciones para abordar las cuestiones sugeridas en el proceso de información pública, lo que supuso un incremento de unos dos millones de euros en el presupuesto inicial. En este sentido, se ha modificado la ubicación de la cámara de carga y de la estación de bombeo para reducir su impacto visual, dejando libre la fachada costera. También se ha aumentado la longitud del tramo inicial en el túnel emisario para no afectar a los bancos de moluscos al pie de Placeres, sin que esta medida suponga un aumento del volumen de excavación.

Podría tratar las aguas residuales si falla la depuradora

Para la ejecución de la obra, además del uso de la tuneladora, es necesario utilizar la innovadora tecnología “direct pipe”, que combina las ventajas del microtúnel y de la perforación dirigida, por lo que se considera un sistema pionero en España. Entre las novedades que destaca la Xunta en esta actuación figura el hecho de que el nuevo emisario estará listo para actuar y tratar las aguas residuales en caso de fallo de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Placeres.

Esta depuradora está operativa desde octubre pasado en fase de pruebas, tras la mejora tecnológica de sus sistemas de tratamiento, el marco del contrato de las obras de mejora realizadas por la Xunta, tras una inversión autonómica de 16,5 millones de euros. La reforma tecnológica llevada a cabo en la depuradora de Placeres “permitirá mejorar a corto plazo la depuración de las aguas residuales de los municipios de Marín, Poio y Pontevedra, y cumplir con los límites de vertido marcados por la directiva europea”, según Augas de Galicia, que añade que “tanto la mejora de la depuradora como la construcción del nuevo emisario submarino forman parte del plan de saneamiento local elaborado por la Xunta tras un exhaustivo análisis del sistema actual que se ha discutido con los ayuntamientos y mariscadores de la ría y prevé una inversión total de 47 millones de euros. Las intervenciones están financiadas con fondos europeos del programa operativo Feder Galicia 2014-2020. Por lo demás, el plan de saneamiento de la ría de Pontevedra también incluye otras actuaciones en el río Lameira, en el Concello de Marín; en Porto Campelo, en el de Poio; o con la construcción del bombeo pontevedrés de Cocheras.


Compartir el artículo

stats