Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El noviembre más seco (por el momento) de la década

Presa de Monte Porreiro, donde se localiza el bombeo para el abastecimiento. Gustavo Santos

Después de los fuertes aguaceros que se registraron a finales de octubre y principios de noviembre, hace más de dos semanas que no cae una gota de lluvia sobre la ciudad y las previsiones apuntan a que no habrá precipitaciones en los próximos días. De hecho, de seguir esta tónica, este mes va camino de convertirse en el noviembre más seco de la década e incluso de ejercicios anteriores. Meteogalicia apenas ha registrado en estos primeros 19 días del mes un total de 26 litros de lluvia por metro cuadrado. Hasta ahora, el noviembre con menos agua de la serie histórico fue el de 2015, con 67 litros, mientras que lo habitual es que se alcancen los 200 de forma habitual. En 2019, por ejemplo, se llegó a los 427 litros y se superaron los 330 en noviembre de 2014.

Todo puede pasar en los diez días que aún restan de mes, pero lo cierto es que a día de hoy la lluvia brilla por su ausencia desde hace tiempo y esta falta de precipitaciones repercute de forma directa en el nivel de agua del río Lérez y del embalse del Pontillón, fuentes de las que se suministra la población de Pontevedra. Ambos puntos presentan unos índices muy por debajo de lo habitual en esta época del año, si bien el Concello deja claro que el abastecimiento está garantizado. Su estado también contrasta con el registrado al final del verano.

Así, la presa de Verducido se encuentra, según los datos de Augas de Galicia, se encuentra al 79% de ocupación, cuando la habitual en noviembre es que roce el lleno total. Fuentes municipales apuntan a que se compatibiliza estos días la captación de agua entre el río y el embalse, al contrario de lo que ocurre en otras ocasiones en este época, cuando el bombeo se limita al Lérez.

Y es que el río, sin mostrar una situación preocupante, sí presenta un caudal mucho más bajo de lo normal. Según los datos de ayer de Augas de Galicia, registraba ayer unos 10 metros cúbicos por segundo, que es un caudal “razonable” pero que significa justo la mitad que hace un año, cuando a mediados de noviembre se superaban los 20 metros cúbicos por segundo, y muy lejos de los 48 de 2019. Solo en 2017 había un caudal mucho más bajo, de apenas cuatro metros cúbicos. Aquel noviembre también había registrado precipitaciones por debajo de lo normal, pero sus 73 litros por metro cuadrado suponían casi el triple de lo caído hasta ahora en este mismo mes de 2021.

En lo que va de año, la estación de Meteogalicia en Campolongo contabiliza un total de 1.231 litros por metro cuadrado de lluvia. Es similar a lo registrado en el mismo periodo del pasado año, pero muy por debajo de los ejercicios anteriores de 2019 y 2018.

Los 26 litros ya caídos entre el 1 y el 19 de este mes convierten, por el momento, a noviembre, en el segundo periodo más seco del año, por detrás de marzo, cuando cayeron 22 litros. En el otro lado de la moneda aparecen febrero, enero, octubre y mayo, con 249, 237, 200 y 144 litros respectivamente. En ningún caso hay registros de más de 300 litros al mes, algo que solo ocurrió, en los últimos años, en diciembre de 2020, noviembre y diciembre de 2019, y marzo y noviembre de 2018.

Compartir el artículo

stats