Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza el juicio por estafa a aseguradoras de vehículos por sinestros falsos

Los acusados en el banquillo de la Audiencia de Pontevedra.

Siete de los veinte acusados de estafar a compañías aseguradoras, fingiendo accidentes de tráfico y falsas reparaciones a raíz de las inundaciones de Vilagarcía del año 2006, se sientan este jueves en el banquillo de la Audiencia Provincial de Pontevedra. El resto de los acusados llegaron previamente a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía para no llegar a juicio.

En el inicio de la vista, uno de los acusados se declaró culpable para aceptar la pena y al menos dos de los abogados defensores reclamaron en cuestiones previas la declaración de prescripción de los delitos, por el tiempo transcurrido desde los hechos. También se reclamó en estas cuestiones previas que los agentes de la Policía Local que intervinieron en el caso declaren como peritos y no como testigos.

En todo caso el proceso ha comenzado en la Sección Segunda de esta Audiencia Provincial, con la presencia de siete de los acusados y testigos de los talleres implicados, compañías de seguros y agentes de Policía que desarrollaron la investigación.

La Fiscalía solicita penas de prisión de entre uno y cinco años para los acusados. Una denuncia por un falso robo de un Renault Laguna presentada ante la Policía de Pontevedra provocó que los agentes tirasen del hilo que desmontó lo que acabó siendo uno de los mayores entramados de estafas a aseguradoras en accidentes de tráfico descubiertos en Galicia. Se sientan en el banquillo de los acusados responsables de un taller de Pontevedra y un perito que supuestamente hacía la vista gorda, además de propietarios de alguno de los vehículos que colaboraron en estos supuestos fraudes. Se calcula que el fraude pudo superar los 200.000 euros.

Compartir el artículo

stats