Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brotes familiares y entre la juventud elevan la incidencia del COVID en varios municipios

Ponte Caldelas, Cuntis y Moraña sitúan el aumento de casos entre allegados y esperan volver pronto al nivel bajo

Dos personas se someten al cribado voluntario convocado en el pabellón de Tenorio, en Cerdedo-Cotobade. |   // RAFA VÁZQUEZ

Dos personas se someten al cribado voluntario convocado en el pabellón de Tenorio, en Cerdedo-Cotobade. | // RAFA VÁZQUEZ

Tras la reunión del comité clínico del pasado martes son cuatro los concellos que cambian de nivel desde mañana en el área sanitaria. Tres de ellos suben del escalón bajo al medio tras sumar en pocos días varios casos. Son Ponte Caldelas, Cuntis y Moraña, cuya incidencia acumulada ha subido en muy pocos días. Ponte Caldelas suma 12 casos, pero espera volver pronto a la “normalidad”. Según informa su alcalde, Andrés Díaz se trata de una familia concreta en dos domicilios distintos por lo que esperan que la propagación no sea mayor.

El Concello mantiene activo así el programa de asistencia a domicilio, del que han hecho uso estas familias. La situación es similar en Cuntis, con 10 casos, siete de ellos focalizados en dos familias. “Uno de los brotes lleva ya varios días, así que esperamos que bajen en poco tiempo”, apunta el alcalde de la localidad, Manuel Campos. En Moraña, sin embargo apuntan a que el brote pueda venir de un grupo de jóvenes. El municipio pasó en dos días de tener un solo caso a seis. “Temía que esto pueda repuntar rápidamente como nos ocurrió ya en febrero con 50 casos, pero parece que se ha estabilizado. Somos un Concello pequeño, de poco más de 4.000 habitantes y la incidencia acumulada aumenta rápidamente”, explica el alcalde, José Cela. Apunta que dos de los casos son en jóvenes y de hecho uno de los talleres de empleo del Concello está en cuarentena tras dar negativo por un contacto estrecho. “Intuimos que el resto de casos podría ser también jóvenes y familiares”, añade. “Es un palo” para la hostelería de estos tres concellos, ya resignada, que reducen su aforo en interior y exterior.

"Somos un Concello pequeño, de poco más de 4.000 habitantes y la incidencia acumulada aumenta rápidamente"

José Cela - Alcalde de Moraña

decoration

Totalmente contraria es la situación de Marín que baja a nivel medio tras reducir los casos a la mitad en una semana con 49 contagiados ayer. Pese a la mejoría, la alcaldesa, María Ramallo, pide prudencia. “Era importante dar este paso, especialmente para la hostelería que ahora puede abrir en el interior, lo cual es vital con el mal tiempo”, recuerda.

Ramallo apunta que la incidencia acumulada bajó en una semana de 347 a 198 y señala que por suerte los brotes en diferentes sectores no han derivado en más contagios, algo que vincula a la vacunación. Por su parte Cerdedo-Cotobade se mantienen en el nivel medio donde continuó ayer el cribado con PCR voluntario en el pabellón de Tenorio así como a la comunidad educativa del CEIP San Xoán Bautista y del CEIP Carballedo.

Pontevedra llega a los 92 casos tras sumar ocho en un solo día 

Situación preocupante en la capital que sumó ayer 8 contagios más después de dos días sin variaciones y alcanza ya los 92 casos de COVID, a la cabeza del área sanitaria. Pese a ello la cuarta ola avanza con cierta moderación en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés. En total ayer se registraron 29 nuevos casos que se equiparan casi a las nuevas altas de personas que ya han pasado el COVID, 26. Por su parte Sanxenxo tiene seis casos (uno más) y Poio 11 (tres menos). 

Así el área acumula 484 casos activos con respecto a los 481 de ayer. Las personas contagiadas que requieren hospitalización son ya 37, 17 de ellas ingresados en Montecelo y 11 en el comarcal de O Salnés. Además, nueve están internados en la UCI de Montecelo. La mayoría de los enfermos, 447, presenta síntomas leves o son asintomáticos y se mantienen guardando cuarentena en sus domicilios bajo supervisión del personal sanitario. Además, durante la jornada de ayer se realizaron 561 pruebas PCR, que se suman al total de 224.288.

Con todo, la vacunación avanza y hoy se vacunará a un total de 2.399 personas en el recinto ferial de Pontevedra, todos ellos menores de 60 anos a los que se les administrará Pfizer. 

En el ámbito educativo, en la comarca hay un total de 48 positivos en centros educativos y dos aulas cerradas, ambas en Marín; una en la Escuela Infantil O Seixo y otra en el CEIP Seixo. Destacan además los seis casos que hay en el CPR Plurilingüe Sagrado Corazón de Jesús de Pontevedra y los cuatro del IES de Cotobade y en el CPR Plurilingüe La Inmaculada de Marín.

Compartir el artículo

stats