Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ONCE oferta por 600.000 euros la fase inicial de la urbanización de su entorno

Beneficiará al ámbito delimitado por las calles Luis Braille, Santa Lucía, Camiño das Abilleiras y el instituto Torrente Ballester | La ejecución del proyecto se divide en 3 fases

La calle Luis Braille con el colegio de la ONCE al fondo

La calle Luis Braille con el colegio de la ONCE al fondo Gustavo Santos

La urbanización del entorno del antiguo colegio de la ONCE en Campolongo está más cerca de ser realidad, una vez que la Organización Nacional de Ciegos Españoles ha publicado la licitación de la primera fase de las obras, por un importe de unos 600.000 euros. Se trata de las obras de urbanización del ámbito delimitado por las calles de Luis Braille, Santa Lucía, Camiño das Abilleiras y el Instituto Torrente Ballester.

El proyecto de urbanización de estos viales ya fue aprobado por la xunta de goberno local de Pontevedra el pasado 28 de diciembre de 2020. En este expediente consta también el contrato de ejecución de las obras, que deben suscribir el contratista y la ONCE. El presupuesto de ejecución material de las obras asciende a 601.676,97 euros.

El denominado “Proyecto de urbanización del ámbito de la parcela propiedad de la ONCE” tiene más de una década de tramitación y divide en tres fases la ejecución de las obras. Contempla los cambios introducidos a consecuencia del convenio suscrito entre la ONCE y Juan XXIII.

El colegio de la ONCE en Pontevedra

Según este convenio, la ONCE se compromete a sufragar las obras de urbanización en el frente lateral derecho de la parcela de Juan XXIII, en el denominado “vial E” previsto en el proyecto, desde su inicio en la confluencia con la calle Pintor Urbano Lugrís, en una longitud de 40 metros. Las fases del proyecto aprobado establecen que en una primera parte se afronta la urbanización del vial previsto ante la residencia que conecta con la calle de Santa Lucía, en la zona de A Corva, y parte del “vial E”.

El inicio de esta fase está establecido dentro de los tres meses siguientes a la aprobación definitiva del proyecto de urbanización (que dentro de poco se cumplen), mientras que el final de esta fase queda establecido en los siguientes 16 meses, contados a partir de que comiencen las obras.

En la segunda fase se prevé la continuación del vial urbanizado en la primera fase hasta la conexión con el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) aprobado, así como el viario más largo y estrecho, situado en la parte derecha, actual camino de San Brais y Pintor Urbano Lugrís.

Entorno del colegio

En la tercera fase del proyecto se prevé la urbanización de la parte interior ubicada entre los bloques del polígono (zonas verdes y vial peatonal), una pequeña zona verde colindante con el vial de la segunda fase, el vial situado delante del predio del Centros de Recursos Educativos (CRE) –calle de Santa Lucía–, la zona de la entrada al CRE, que constituirá la rotonda prevista por la modificación puntual, así como el tramo que prolonga la calle de Santa Lucía y permite su conexión con Pintor Urbano Lugrís.

Compartir el artículo

stats