Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuel Fernández Arruty: "Un autocaravanista gasta unos 50 euros al día en la ciudad en la que duerme"

El pontevedrés asegura que la recién inaugurada área es "la mejor de toda Galicia"

Manuel Fernández Arruty, ayer en el área de autocaravanas de Pontevedra. // Rafa Vázquez

La ciudad de Pontevedra cita estos días a decenas de turistas en su recién inaugurada área de autocaravanas, situada en los terrenos de la antigua Tafisa. La zona era ayer ya un hervidero de vehículos y familias, la mayoría de las cuales participarán hasta el domingo en la concentración de autocaravanistas y en la asamblea de la federación española de colectivos de estos viajeros.

-¿Cómo evalúa el área de autocaravanas de Pontevedra?

-Es fantástica desde todos los puntos de vista. Desde el punto de vista de la ubicación, porque está muy próxima al centro de la ciudad, y desde el punto de vista de las instalaciones, porque cuenta con una doble plataforma de vaciado. Además, tiene 20 plazas reservadas para autocaravanas que para nosotros son un lujo.

-Hoy hay muchas más...

-La autocaravana es un vehículo como otro cualquiera que puede aparcar en otras zonas. Pero el hecho de tener un número de plazas reservadas es un atractivo más para que los turistas que viajen en autocaravana cuenten con Pontevedra a la hora de establecerla como punto dentro de su ruta.

-¿Son suficientes?

-Hoy por hoy lo son. Yo, como autocaravanista, puedo aparcar en cualquier otra calle del área. Lo que realmente a nosotros nos hace falta es el punto de servicio, de vaciado y de carga de agua. Eso siempre está libre, o como mucho ocupado unos minutos por otro usuario.

-Si comparamos a Pontevedra con el resto de Galicia, ¿sale bien parada en este sentido?

-Mucho. Hoy por hoy, es la mejor área de toda Galicia. A nivel de capitales de provincia y de grandes ciudades gallegas, es la mejor. Vigo, por ejemplo, no tiene un área de autocaravanas y eso que es un punto por el que nos preguntan muchísimas personas interesadas en ir a visitar las islas Cíes y en conocer esa zona.

-¿El turismo de autocaravana va a más?

-Sí, sí. La venta de autocaravanas creció el año pasado un 52 por ciento en España. Este año se están superando ya esas cifras. Muchos de los vehículos que se están vendiendo son para alquiler, pero eso es un indicativo del aumento de la demanda por parte de un tipo de turistas concreto. De hecho, en temporada alta no hay caravanas para alquilar, la demanda es del cien por cien.

-¿Este turismo compite con el de hotel?

-No. Es otra forma de turismo. Los tiempos van cambiando. Hace 15 años para comprarse un billete de avión o una habitación de hotel había que irse a una agencia de viajes, ahora por internet se puede conseguir todo. Las agencias que han sabido adaptarse han sobrevivido y otras han desaparecido. Lo mismo ocurre con este tipo de turismo. En España es relativamente nuevo, pero en Europa lleva muchos años. Yo llevo practicando el autocaravanismo desde hace 23 años. Es un turismo diferente, pero turismo. La prueba la tenemos estos días, que el sector hotelero espera una ocupación plena, pues aquí vamos a tener 150 autocaravanas. En Galicia, los campings en temporada alta están siempre llenos. Esta es una forma más, yo no digo que sea ni mejor ni peor. Muchos europeos pasan sus vacaciones en el sur de Portugal y en Marruecos, porque tienen instalaciones y las autocaravanas son bien recibidas. En España seguimos con normativas confusas y obsoletas y sin contar en muchas comunidades autónomas sin legislación específica sobre las autocaravanas. Vamos un poco por detrás.

-¿Cuántas personas participarán en la concentración de esta Semana Santa?

-Esperamos sobre 150 autocaravanistas. Tenemos reservadas las calles cercas al área a través del Concello, que se ha volcado con la asociación. También contamos con la colaboración de la Policía Local, Protección Civil...

-¿Cómo van a beneficiar económicamente a la ciudad estos 150 autocaravanistas?

-Son, como mínimo, unas 300 personas. Solamente en las inscripciones que hemos hecho para las tres actividades que son de pago, una ruta en catamarán por la ría, una cena en el Liceo Casino y una visita al parque arqueológico de Campo Lameiro, hemos invertido ya unos 4.000 euros. A todo ello tenemos que sumar lo que consume la gente. Hoy, por ejemplo, sé de gente que ya se ha gastado en compras en la ciudad unos 500 euros.

-¿Cuál es el gasto medio diario de un autocaravanista en la ciudad en la que para?

-Pues de unos 50 euros perfectamente, porque lo único que se ahorra es la pernocta, pero tiene que comer y beber ya sea en un restaurante o con lo que compra en un supermercado.

-¿Qué nos queda por mejorar en Galicia?

-La legislación de turismo no contempla para nada a las autocaravanas. Estamos manteniendo contactos con la Xunta que no van todo lo rápido que deberían ir porque somos la comunidad autónoma de España más avanzada desde el punto de vista de lugares de parada y tenemos la asociación más grande del país, pero no tenemos una legislación adecuada. Hay emprendedores y empresarios que se ponen en contacto con nosotros porque quiere poner en marcha áreas de autocaravanas privadas y no pueden hacerlo por la falta de legislación. Echamos en falta que se tenga en cuenta este tipo de turismo.

Compartir el artículo

stats