Un encendido oficial a tres manos inauguró anoche el alumbrado de Navidad en Ourense

Vecinos de tres generaciones, Luis Lamela, de 103 años, Romaro Gill jugador del COB y la niña Valentina accionaron el botón

Plaza Mayor tras el encendido navideño de anoche

Plaza Mayor tras el encendido navideño de anoche / Iñaki Osorio

M.J.Álvarez

Jóvenes en los jardinillos de Padre Feijóo, zona selfi. |   // IÑAKI OSORIO

Jóvenes en los jardinillos de Padre Feijóo, zona selfi. | // IÑAKI OSORIO / REDACCIÓN

Una multitud en el encendido de la iluminación de la calle del Paseo. |   // IÑAKI OSORIO

Una multitud en el encendido de la iluminación de la calle del Paseo. | // IÑAKI OSORIO / REDACCIÓN

Pasado, presente y futuro de Ourense, representados por Luis Lamela, un vecino de 103 años, Romaro Gill, jugador del COB Ourense Baloncesto, y Valentina, una jovencísima escolar de A Ponte, pulsaron al unísono con sus manos el botón del encendido oficial de la iluminación navideña de la ciudad, en un acto multitudinario en la Plaza Mayor que quiso ser un avance de lo que van a ser “las mejores Navidades de siempre”, alentó el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, al dirigirse al público.

Romaro, el centenario Luis Lamela, Jácome y Valentina (de rojo), antes del encendido. |   // IÑAKI OSORIO

Romaro, el centenario Luis Lamela, Jácome y Valentina (de rojo), antes del encendido. | // IÑAKI OSORIO / REDACCIÓN

“Este acto es un guiño al Cuento de Navidad de Dickens”, señaló el regidor, en referencia a esta elección intergeneracional para realizar el encendido, con la presencia “del ourensano que más navidades ha pasado, el señor Lamela”, indicó, y también “a la alta calidad de vida” y datos de longevidad de Ourense.

ourense

Arbol de Navidad en Bispo Cesáreo con 35 metros de altura / Iñaki Osorio

Los tres invitados unieron sus manos mientras el alcalde, eufórico, iba realizando la cuenta atrás desde los soportales de la Consistorial ante una Plaza Mayor abarrotada de público, que seguía en directo el acto inaugural de la iluminación navideña. De forma paralela, y en previsión de que la plaza sería insuficiente para acoger a los miles de personas, muchas ya disfrutando del puente festivo, se habilitó una gran pantalla en la Praza de Bispo Cesáreo, al lado del gran árbol de Navidad de 35 metros de alto, desde la que seguir también todo lo que iba ocurriendo en la Plaza Mayor.

Un griterío acompañado de aplausos siguió al encendido de las luces que, en forma de cúpula con guirnaldas el decorado de Plaza Mayor, así como de la fachada del Concello, que se encendieron de forma simultánea al resto de calles aledañas de la ciudad, dentro de un proceso de instalación del alumbrado que todavía no ha rematado.

En este acto oficial de encendido, acompañaron a Jácome el delegado de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, y el nuevo presidente de la Diputación de Ourense, Luis Menor, así como concejales de diversos grupos políticos.

Ourense, que en los últimos años trata de competir aunque a enorme distancia en cuanto a presupuesto y puesta en escena, con la de la ciudad olívica, comenzó los actos previos al encendido con un concierto del grupo Recuerdos, seguido de la actuación de la Coral de Ruada.

También en la tarde de ayer, empezaron a funcionar otras dos propuestas alternativas del programa navideño, como el poblado navideño instalado en la plaza Bispo Cesáreo y el mercado de Navidad con diversos puestos que está instalado en Parque de San Lázaro.

Las zonas agraciadas

Son ya miles de puntos de luz led los que brillan en la ciudad de As Burgas en un proyecto adjudicado un año más a la firma andaluza Ximénez, por 600.0000 euros y que reparte sus arcos de luz y tiras de luz y restos de figuras luminosas, entre la zona centro, Casco Vello, Barrocás, A Carballeira, O Couto, Vista Hermosa, así como en los barrios de A Ponte, Lagoas, Mariñamansa y San Francisco, los que cuentan con inversión propia dentro del proyecto.

La luces del árbol de 35 metros bailaron al ritmo de Mariah Carey

La iluminación de la calle del Paseo vuelve a ser otra de las referencias del alumbrado navideño, y una de las más fotografiadas ayer. Pero el protagonista, por cuestión de tamaño, con sus 35 metros de altura y un coste de 60.000 euros, es el gran árbol de Navidad ubicado en Plaza de Bispo Cesáreo, lo que, junto con el poblado navideño infantil, lo va a convertir de nuevo en uno de los puntos de interés para los amigos y amigas de los selfis.

En la Navidad ourensana no faltó tampoco otro icono, la cantante Mariah Carey, cuyo tema “All I want for Christmas is you”, sonó en Praza Bispo Cesáreo mientras las franjas de luz del gran árbol “bailaban”, literalmente, al ritmo de la canción.