Las mil y una intrigas para hacerse con el timón del Concello y de la Diputación

A horas vista de la constitución de la corporación local, Cabezas se postuló como candidato a un imposible tripartito PP, PSOE y BNG, pese al no previo del Bloque

Manuel Cabezas, este miércoles en la sede del PP postulándose como candidato a la Alcaldía de Ourense en un tripartito PP-PSOE BNG.

Manuel Cabezas, este miércoles en la sede del PP postulándose como candidato a la Alcaldía de Ourense en un tripartito PP-PSOE BNG. / Iñaki Osorio

Redacción

Los resultados de las pasadas elecciones municipales en la provincia de Ourense han generado la matemática del caos en el Concello de la capital, con Jácome como más votado pero con solo 10 ediles de 27, y en la Diputación más de lo mismo: 12 diputados de 25, con lo que está a 1 de la mayoría, y otros tres partidos, PSOE, PP y BNG, con intereses en algún caso imposibles de casar, lo que está generando los más insólitos intentos de pacto y encuentros ocultos entre partidos y candidatos, para conseguir las riendas de una o de ambas instituciones.

Esto está provocando reuniones que hace unos meses podrían considerarse “dantescas”, en las que cargos del PPdeG y el PSOE en Santiago –los cargos locales y provinciales de ambos partidos están vetados– tratan de convencer para sendos pactos en Concello y/o Diputación, y conseguir el apoyo de Gonzalo Pérez Jácome.

El alcalde en funciones reconocía este miércoles en el último pleno municipal de mandato que se está reuniendo “con todos” y mostraba su deseo de volver a gobernar el Concello “en solitario o con apoyo de otro partido”, pero sin aclarar cuál. Esto puede provocar este sábado un escenario insólito, sea cual sea la opción que fructifique en el Concello de la capital y con Jácome como alcalde.

En esta locura por el poder, Manuel Cabezas convocaba una rueda de prensa de urgencia a las 13 horas, en la que se postulaba como alcalde de Ourense a través de un tripartito imposible de PP, PSOE y BNG, pese a que la noche anterior el Bloque ya le había dado un “no” rotundo, pues la línea roja de los nacionalistas es clara y no la incumplen: no propiciar ningún pacto que lleve al gobierno al PP en Galicia.

Mientras ocurría esto de cara a la galería, voces del PP críticas con Cabezas lo acusan de estar gestando otra operación paralela para conseguir ser elegido diputado provincial –por eso no renuncia a su acta de edil, algo que dijo que haría si no conseguía la mayoría– e incluso postularse luego como presidente de la Diputación, al quedar Baltar fuera de juego

 El BNG, y en concreto su candidato al Concello, Luis Seara, que ha duplicado sus concejales al pasar de 2 a 4 y subió de 1 a 3 los diputados en el pazo provincial, es el único que se mantiene firme en su no a Jácome y al PP. Solo pactaría un gobierno con PSOE.