La decisión está tomada. Esta misma mañana el Consejo de Ministros hacía pública la decisión de que A Coruña será la sede de la Agencia Estatal de Inteligencia Artificial. La ciudad herculina se ha impuesto a las otras 13 candidatas, entre las una segunda ciudad gallega, Ourense.

Inicialmente, al proceso se presentaron tres ciudades de la comunidad, las dos ya mencionadas y Santiago de Compostela. Sin embargo, con el objetivo de crear una candidatura de unidad apoyada por todo el tejido científico, económico, empresarial, educativo y administrativo gallego, se estableció un proceso de valoración en el que el Nodo Galego de Intelixencia Artificial (Nodo GalicIA) analizó hasta 200 indicadores y se decantó por A Coruña como la mejor candidatura.

Esta decisión fue avalada por la Xunta de Galicia, que aprobó en Consello el informe y erigió la de A Coruña como la candidatura de la comunidad, respaldada por más de 90 instituciones de distintos ámbitos. La propuesta fue aceptada por Santiago de Compostela, que retiró su candidatura, pero no así por Ourense, que mantuvo su propuesta a instancias del ayuntamiento, tanto para la Aesia como para la Agencia Espacial.

Reacciones

Las reacciones ante la propuesta institucional que nombraba a A Coruña como candidata no se hicieron esperar en aquel momento. La decisión se enmarcaba en un proceso de descentralización de entidades instrumentales y organismos autónomos por parte del gobierno central, con el que se pretende la cohesión territorial y la lucha contra la despoblación. Parecía entonces que Ourense, la provincia más castigada por la crisis demográfica y que no para de perder población, autónomos, empresas y es la peor en términos de afiliados a la Seguridad Social por número de pensiones, sería la idónea. Pero no era así.

Ourense permaneció en la carrera hasta hoy. "Siempre nos quedará la duda de que habría pasado si la Xunta de Galicia hubiese apostado por Ourense y no por A Coruña, como hizo", apuntaba el alcalde de la capital de As Burgas, Gonzalo Pérez Jácome, tras dar la enhorabuena a A Coruña. “Como alcalde de la tercera ciudad de Galicia tengo que darle mis felicitaciones. Prefiero que venga a A Coruña que a otra ciudad que no esté en Galicia", manifestó.

Sin embargo, Jácome entiende que el gobierno autonómico hizo "una clara discriminación al apostar por una ciudad rica, no discriminada como Ourense" por lo que considera que "no se siguió la filosofía de esta convocatoria, que era descentralizar los organismos y llevarlos a zonas con despoblación".

UVigo

Manuel Reigosa, rector de la UVigo, que había apostado por Ourense como sede, ha mostrado su alegría por lo que considera una "buena noticia para A Coruña, una buena noticia para Galicia". A su juicio, se trata de una "buena muestra de que el trabajo conjunto de toda Galicia da frutos".

Reigosa se ha manifestado a que este tipo de iniciativas de descentralización "lleguen a toda la geografía" y ha esgrimido que la opción de Ournese "hubiese sido un acierto". En todo caso, ha recordado que una vez que a nivel gallego se apostó por A Coruña, la Universidad de Vigo se sumó al respaldo. "Estoy seguro que en su momento tendremos el apoyo unánime cuando una ciudad de otra provincia haga una propuesta similar".

Más en línea con Jácome se expresan Procampus Ourense: "Vayan por delante nuestras felicitaciones a las candidaturas escogidas. No obstante, las decisiones adoptadas por el Consejo de Ministros envían un mensaje extremadamente pobre a la España Vaciada de la que desgraciadamente Ourense forma parte y, como tal, deben ser valoradas desde Ourense en términos muy negativos". Concluyen esperando que "más pronto que tarde se inicie en nuestro país una nueva era que termine con el círculo vicioso en el que la España Vaciada"