Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva vida para un edificio de 1910 en Paseo

Los arquitectos Alberto de Paula y Aurelio Outeiriño idean una reforma en el número 4 para 5 viviendas de 135 m2 y un amplio local | Las obras, listas antes de la Navidad de 2022

Ya está ejecutada la estructura del edificio, que quedará como se aprecia en las infografías. // FOTO: BRAIS LORENZO / INFOGRAFÍAS: ESTUDIO NOMA

En una de las calles más emblemáticas de Ourense, en la que lucen obras arquitectónicas de bella factura, como el Banco de España, el edificio Viacambre o el antiguo Hotel Miño de Vázquez-Gulías, nuevas soluciones arquitectónicas buscan mantener el esplendor y ofrecer una funcionalidad acorde al siglo XXI. En el número 4 de la calle del Paseo, los arquitectos Alberto de Paula Prieto y Aurelio Outeiriño Fernández idearon una reforma, en fase de ejecución, en un inmueble que albergará cinco viviendas de una superficie aproximada de 135 metros cuadrados, más un amplio local para uso comercial.

En el proceso constructivo también resulta determinante la implicación del aparejador y promotor Pablo Fernández Añel. Las obras, que promueve la empresa ourensana Marcelino Fernández e Hijos S. L., empezaron hace aproximadamente seis meses, con la eliminación de todas las edificaciones que había en el interior de la manzana. El edificio estará rematado antes de la Navidad de 2022. Ya se ha ejecutado la estructura.

Andamios en el edificio de Paseo número 4, en obras. // BRAIS LORENZO

“El edificio existente databa del año 1910, aproximadamente. Fue construido con anterioridad que los colindantes y, posteriormente, creció hacia la parte posterior, ocupando parte de la manzana interior. Quizás los árboles o la linealidad de la calle puedan ser los causantes de que, en pleno centro de Ourense, se escondiese, entre edificaciones de 6 y 8 plantas, una casa de solo dos alturas, donde durante mucho tiempo estuvieron el fotógrafo Villar y también las oficinas de Marcelino Fernández e Hijos S. L., que ahora promueve este proyecto”, explica uno de los autores del proyecto, Alberto de Paula.

La fachada tras los andamios del edificio. // BRAIS LORENZO

La tramitación de la licencia, realizada en la oficina que gestiona el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del casco histórico de Ourense, fue ágil.

Los arquitectos plantean, explica De Paula, “una edificación que siga la línea de cornisa del edificio lindante más bajo, el de la farmacia, ocultando la medianera y recuperando los huecos tradicionales que habían sido adulterados en la fachada de la planta baja. Esta actuación engloba otra de limpieza, la eliminación de todas las construcciones que existían hacia el patio interior de manzana, ayudando a crear un espacio más ordenado”.

Infografía de cómo quedará el edificio. // ESTUDIO NOMA

A pesar de mantener una fachada tradicional compuesta por huecos verticales y muros pétreos, “el interior se caracteriza por su fluidez y por la utilización de elementos contemporáneos, generándose en la última planta un ático desde cuya terraza se disfrutará de unas agradables vistas de nuestra ciudad. A pesar de ser un edificio privado, se propone una fachada amable con el entorno, una fachada que pase a formar parte del espacio público”, destaca el coautor.

Un detalle de la fachada del inmueble.

Según detalla, “la desnudez de esta fachada se vestirá con la recuperación de las barandas de forja que poseían los balcones de la primera planta, y que se dispondrán en el resto de los balcones, reutilizándose además las cornisas y elementos ornamentales que en su día remataban la edificación primitiva”.

La moderna reforma de este edificio de principios del siglo XX otorgará al inmueble una vida nueva y más funcional. “El uso de tecnologías y materiales dotarán a esta edificación de una muy elevada eficiencia energética y de todas las comodidades que las personas demandamos en la actualidad”, subraya Alberto de Paula.

El salón de una de las viviendas proyectadas. // ESTUDIO NOMA

Un dormitorio con balcón. // ESTUDIO NOMA

Compartir el artículo

stats