Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ourense lidera la creación de casas nido y del mayor en Galicia: 51 en marcha y 31 adjudicadas

Dos usuarias realizan una actividad de jardinería en la Casa do Maior de Vide, en Castrelo de Miño. FdV

Ourense es la provincia gallega que concentra el mayor número de casas nido y del mayor. Ambos modelos de atención, dirigidos a la infancia de cero a tres años y a personas mayores de 60, respectivamente, se han convertido en recursos fundamentales para la conciliación en el rural.

En la actualidad hay 39 casas nido funcionando en la provincia y 12 casas del mayor, pero la red se ampliará en los próximos meses ya que las últimas convocatorias lanzadas por la Consellería de Política Social adjudicaron cinco nuevos proyectos para menores en A Veiga, A Mezquita, Monterrei, Maside y Castrelo de Miño, y otros 26 para mayores en A Arnoia, A Peroxa, A Teixeira, Boborás (3 centros), Cortegada, Entrimo, Larouco, Laza, Maside (2), Monterrei (2), O Irixo, Piñor, Porqueira, Punxín, Quintela de Leirado (2), Rairiz de Veiga, Ribadavia, San Amaro (2), Sandiás y Verea.

Con la aprobación de estos nuevos proyectos, la provincia pasará a contar con un total de 44 casas nido, la mitad de las 89 existentes en el conjunto de Galicia, y 38 casas del mayor de las 91 que habrá en la comunidad.

Cinco plazas cada uno

Tanto estos centros como las casas nido son servicios prestados por autónomos o cooperativas de trabajo asociado y ofertan un máximo de 5 plazas cada uno. El servicio puede estar emplazado en el domicilio de la persona titular o en un local propio, cedido o alquilado.

La primera convocatoria de casas del mayor se hizo en 2018 y permitió la apertura de 12 centros en la provincia. Los primeros municipios en disponer de este servicio fueron Punxín, Piñor, A Veiga, Laza, Castrelo de Miño (2), Os Blancos, Sarreaus, Cenlle, A Gudiña, Xunqueira de Ambía y Xunqueira de Espadanedo.

La segunda propuesta se realizó este año introduciendo en las bases criterios más flexibles, de manera que los usuarios ya no tienen por qué tener un grado de dependencia reconocido para poder acceder a uno de estos centros (antes se pedía grado I o II), también se pudieron solicitar en cualquier concello sin recurso de conciliación similar (antes solo con menos de 5.000 habitantes) y se ofrecieron ayudas para que las personas promotoras puedan asumir el desplazamiento de los mayores desde y hacia las casas. La convocatoria, resuelta el pasado mes de septiembre, aprobó 71 nuevos proyectos, de los que 26 corresponden a Ourense, 21 a A Coruña, 15 a Lugo y 9 a Pontevedra.

En lo que respecta a las casas nidos, la experiencia piloto se realizó en 2016 y se aprobaron 17 proyectos en Ourense. A Gudiña, A Veiga, Amoeiro, Baños de Molgas, Beade, Calvos de Randín, Carballeda de Avia, Castrelo de Miño, Cortegada, Entrimo, Leiro, Lobios, Manzaneda, Maside, Piñor y Porqueira fueron los primeros en estrenar este tipo de servicio impulsado por la Xunta para aquellos concellos del rural que carecen de servicios de atención a la primera infancia.

En los años sucesivos se fueron sumando otras iniciativas y con las nuevas adjudicaciones, habrá 220 plazas en casas nido repartidas en 39 de los 92 concellos ourensanos, y 190 en 28 municipios con casas del mayor.

Compartir el artículo

stats