Unas “olimpiadas” feministas para erradicar la violencia de género

La Marcha Mundial de las Mujeres organizó un juego para aprender sobre procesos judiciales

Las participantes debían acertar respuestas para avanzar en el juego.   | // IÑAKI OSORIO

Las participantes debían acertar respuestas para avanzar en el juego. | // IÑAKI OSORIO / E. F.

E. F.

En su iniciativa por aplacar la violencia machista, la Marcha Mundial de las Mujeres de Ourense lleva meses reivindicando unas mejores condiciones en el trato a las víctimas y los procesos administrativos y judiciales en las que se ven inmersas todas aquellas que deciden denunciar.

Por eso, a su ya tradicional ‘Olimpiada Feminista’ –que en años anteriores se enmarcaba dentro de la iniciativa cultural ‘VeraneArte’– en esta edición decidieron darle este mismo enfoque y organizaron una velada al aire libre para que todo el mundo pudiera aprender de un modo lúdico cuáles son las trabas para las mujeres en la sociedad actual.

Antía Pousa, portavoz del movimiento en la capiral, explicó que se trata de acercar al público de todas las edades a la igualdad en derechos, aprovechando las características que ofrece el juego para hacer comunidad y empatizar con las víctimas.”Es una actividad que ya tiene un público fiel aunque cada año sumamos participantes interesados y en esta ocasión pintamos un tablero, a modo de juego de mesa, en el que los concursantes por equipos fueron avanzando casillas conforme superaban las pruebas y preguntas que se les plantearon. Las cuestiones estaban orientadas a las violencias judiciales y conceptos que pueden no ser de conocimiento general, pasra la información y sensibilización. Porque somos conscientes de que el tema de las violencias judiciales, para quien no lo sufrió, puede convertirse en un contexto desconocido e incluso un poco oscuro”, contó Pousa.

Un juego conjunto en el que se iba llegando a las respuestas correctas con la ayuda de todas las que participaron. “Se trata de que después, en caso de ser necesario, toda la información adquirida pueda ser de utilidad para las mujeres”, añadió la portavoz de la plataforma ourensana.

La lluvia –que llegó a la ciudad de Ourense poco después de comenzar la actividad– frustró parte del plan previsto inicialmente. La organización baraja celebrarla nuevamente cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.