Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gabriel Alén es nuevo delegado territorial y Marisol Díaz ejercerá como diputada

- Feijóo renueva a todos los titulares de las sedes provinciales en una decisión política - El nuevo alto cargo de Ourense: de alcalde a parlamentario y delegado en dos meses

Gabriel Alén.

Gabriel Alén. // I.O.

Gabriel Alén abre una página nueva en su carrera política después de dos meses. Un capítulo breve en clave Galicia pero intenso. El ex alcalde de Cenlle y hasta ayer diputado autonómico fue nombrado por el Presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, como delegado territorial del gobierno gallego en Ourense. Un relevo en la representación territorial que lleva a Marisol Díaz a la vida parlamentaria y a Gabriel Alén a un nombramiento "ilusionante y muy responsable".

Entró en 2007 como concejal en el municipio de Cenlle, nueve años de gestión como alcalde y dos meses en el Parlamento tras su primera inclusión en las listas para las elecciones autonómicas el pasado julio. Ese es su (rápido) currículum político. Afín a Manuel Baltar, presidente provincial, y comprometido con el líder autonómico, Núñez Feijóo, llega a un cargo en el que "estaré a disposición de todos los alcaldes la 24 horas del día durante todos los días, porque el municipalismo es algo que los delegados tienen que tener muy presente".

El nombramiento obedece a una cuestión política en las cinco ciudades gallegas. Gabriel Alén afirma que "es una confianza enorme la que me otorga el presidente y una responsabilidad muy grante. El reto es grande, pero lo acepto encantado ya que es una interconexión entre los alcaldes y la Xunta, que yo como alcalde que fui, trataré de asumir mis obligaciones y dar de mí lo máximo para que todos los alcaldes me muestren sus inquietudes y problemas para tratar de dar soluciones".

Núñez Feijóo llamó a Gabriel Alén por teléfono el miércoles por la noche. El ourensano indica que "me convocó a una reunión y lo supe de ayer (miércoles), fue de la noche para la mañana. El presidente me preguntó qué disponibilidad tenía y le dije que máxima y acepto el cargo con la mejor ilusión".

Marisol Díaz se marcha y Gabriel Alén entra a un órgano en el que la gestión de la pandemia es una alta prioridad. Los populares mantuvieron contacto durante la jornada de ayer para ponerse "al día" y el nuevo delegado expresó su agradecimiento a la antigua titular por la disposición mostrada. Gabriel Alén finalizó diciendo que "el nivel de Marisol está muy alto, pero desde mañana, aunque el lunes es la toma de posesión, estaré al pie del cañón".

Los retos por delante son importantes ya que el inicio del curso, las políticas sociales y la educación marcada por la pandemia, se suma el trabajo diario de escuchar y reclamar soluciones a los problemas de los 91 municipios ourensanos. También se suma el problema de los incendios, una lacra que afecta todos los años a la provincia de Ourense.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats