Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva estación de bus operará a partir de otoño en la intermodal y llegará a 400.000 viajeros al año

Dos empresas optan a la explotación del nuevo edificio, por 1,17 millones durante un lustro - Después del verano, comenzará el traslado de servicios y actividad desde la actual terminal de O Pino, donde se construirá un geriátrico

Viajeros del tren sorteando obstáculos por las obras de la nueva estación de bus.

Viajeros del tren sorteando obstáculos por las obras de la nueva estación de bus. // Carlos Peteiro

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade de la Xunta de Galicia ha recibido dos ofertas para la explotación de la nueva terminal de autobuses de la estación intermodal de Ourense -que se encuentra en obras-, por un valor estimado de 1,17 millones de euros durante un periodo de cinco años.

Este contrato, al que se presentaron un total de cuatro empresas -una de las ofertas procede de la unión temporal de tres mercantiles-, tiene como objetivo trasladar los servicios y la actividad de la actual terminal de autobuses ubicada en O Pino -en la que se construirá, con financiación de la Fundación Amancio Ortega, una residencia geriátrica con 120 plazas- hacia el nuevo complejo intermodal del barrio de A Ponte, partir de comienzos de otoño, según la previsión de la Xunta.

El contrato de concesión incluye la gestión del servicio público correspondiente a la nueva terminal de autobuses, la gestión y explotaciones de los locales y servicios complementarios, de las zonas comunes de la terminal así como también la explotación publicitaria.

79.000 expediciones

Se estima que la futura terminal de autobuses del barrio ourensano de A Ponte acogerá alrededor de 79.000 expediciones al año, lo que significa un incremento de más del 21% con respecto al actual, y cerca de 400.000 viajeros, un 12% más.

La nueva terminal de autobuses integrada en el complejo que traerá la alta velocidad permitirá ofrecer, según la Xunta, "más y mejores servicios a los ciudadanos". Contará con un sistema que registrará todos los datos de actividad y facilitará, por ejemplo, información a los pasajeros del tiempo estimado de llegada o salida de cada uno de los servicios.

En estos momentos también están en proceso de contratación las obras de demolición de la actual estación de autobuses, con una inversión de más de 523.000 euros, a la que se presentaron un total de diecisiete empresas. Los trabajos de demolición se iniciarán una vez finalice la construcción de la nueva estación de autobuses integrada en el edificio integral del AVE.

Compartir el artículo

stats