DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miembros de las comparsas piden la retirada de 60 multas

El alcalde se compromete a intervenir, dentro de lo legalmente permisible - Los afectados dicen que consultaron a dos agentes

Los afectados, junto a sus vehículos. // FdV

Los afectados, junto a sus vehículos. // FdV

Personas procedentes de O Carballiño, Maside, Ribadavia y A Cañiza -muchas de las cuales participaron en las comparsas del desfile del Entroido en Ourense sin lograr ningún premio-, se han encontrado con la sorpresa el pasado domingo de que al volver a los vehículos que habían dejado aparcados debajo de la Praza de Abastos, junto al paseo del Barbaña, los encontraron con sus correspondientes avisos de sanción de 200 euros. Una representación de los sesenta afectados fueron a la Praza Maior, antes de la entrega de premios, para hablar con el alcalde, González Pérez Jácome, que se comprometió a realizar alguna gestión, para buscar una solución, dentro de lo legalmente permisible.

Una de las portavoces de los afectados, Valeria Gómez, explica que antes de dejar los vehículos junto al paseo del Barbaña, donde los aparcaban habitualmente para asistir a la cabalgata de reyes y al desfile del Entroido, consultaron con dos agentes de la Policía Local que se encontraban sobre el puente de la rúa Progreso si podían aparcar en esa zona, y aseguran que se encontraron con su asentimiento, indicando: "Hoy no estamos para eso".

Los afectados lamentan que el Concello de Ourense haya organizado un desfile multitudinario, con la participación de 3.125 personas, sin habilitar ningún espacio como aparcamiento, como en cambio hizo el limítrofe Concello de Barbadás, que ha llegado a un acuerdo con el centro comercial Carrefour para que los visitantes puedan utilizar su aparcamiento en la jornada de hoy, desde las tres de la tarde, para sumarse al desfile del Martes de Entroido en A Valenzá.

Valeria Gómez advierte de que a muchas de las personas afectadas "les puede salir la jornada en cerca de 300 euros", si tienen que abonar las sanciones, la cena en Ourense y el combustible para el viaje, por lo que algunos afirman que "no volverán más".

Compartir el artículo

stats