Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La diócesis busca una gran explanada para celebrar la clausura del sínodo con imágenes

Los grupos llegaron a la conclusión de que los laicos desean participar en la vida de la Iglesia, que hasta ahora recaía sobre los curas, para lo que requieren mayor formación

Reunión del Sínodo Diocesano, con la participación del obispo, Leonardo Lemos. // Iñaki Osorio

Reunión del Sínodo Diocesano, con la participación del obispo, Leonardo Lemos. // Iñaki Osorio

La diócesis busca una explanada amplia en la ciudad de Ourense para celebrar la sesión de clausura del Sínodo, el día 7 de junio de 2020, en un acto multitudinario, abierto a todos los ciudadanos, en el que se mostrarán las imágenes marianas que cuentan con más devoción. El secretario general del sínodo, Néstor Álvarez, explica que "no consiste en ponerle punto final al proceso, sino que marca el inicio del trabajo para desarrollar las propuestas aprobadas durante el sínodo".

El sínodo diocesano ha concluido en el mes de junio la fase de grupos, en la que participaron 2.200 personas, integradas de 200 grupos. El curso que viene se celebrará la asamblea sinodal, en la que participarán representantes de la vida consagrada (religiosos y religiosas), miembros natos y representantes de los grupos sinodales. Están llamados a participar en la asamblea sinodal, que se celebrará durante todo el curso que viene. Se inaugurará el día 21 de septiembre, con una celebración solemne en la catedral, y realizarán una reunión al mes.

La asamblea sinodal contará con cuatro bloques temáticos - la parroquia, la caridad y la presencia social de la Iglesia, las celebraciones de la Iglesia y el anuncio del Evangelio y la catequesis -, abordados previamente por los grupos sinodales. Cada dos meses hablarán de un bloque de temas. La última se realizará en el mes de mayo del próximo año. Y el día 7 de junio de 2020 se celebrará la sesión de clausura en la ciudad de Ourense.

El sínodo de la diócesis de Ourense se inició en el curso 2016-2017, con la fase de sensibilización y un estudio sobre la realidad de la diócesis; en el 2017-2018 se desarrolló el primer curso del trabajo de grupos; en el 2018-2019, las celebraciones de la Iglesia y la catequesis.

Las personas participantes realizaron un gran número de propuestas, que se van a sintetizar y debatir en la asamblea final. Entre los avances logrados, llegaron a la conclusión de que los "laicos quieren participar más en la vida de la Iglesia -hasta ahora recaía sobre el cura-, por lo que requieren formación para poder hacerlo".

La diócesis de Ourense cuenta con 180 sacerdotes, para atender 735 parroquias, por lo que los más jóvenes tienen que atender una media de 8 parroquias. Un cura atiende 14 parroquias en Castro Caldelas.

Compartir el artículo

stats