Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto González-Garcés Santiso

Mundial de fútbol 2030: Vigo debe ser sede

En estos días se está hablando mucho de la candidatura España-Portugal, Candidatura Ibérica, para organizar el Campeonato Mundial de fútbol de 2030.

Aunque la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), que es la entidad organizadora, no decidirá qué país o países serán los anfitriones de ese Mundial hasta 2024, España y Portugal han presentado formalmente su candidatura conjunta y están avanzando en el diseño del proyecto final.

Entre los elementos que faltan por decidir en la Candidatura Ibérica se encuentran las sedes donde tendrían lugar los partidos de fútbol.

Madrid, Barcelona, San Sebastián, Bilbao, Gijón, A Coruña, Vigo, Oporto, Lisboa, Sevilla, Málaga, Murcia, Valencia y Las Palmas, son las ciudades candidatas con más posibilidades de albergar partidos, aunque, al parecer, alguna de estas ciudades será descartada.

Ser sede de algún encuentro de un mundial de fútbol representa en la práctica, además de un honor y una gran visibilidad de la ciudad, grandes inversiones de todo tipo, especialmente de infraestructuras incluidas las de comunicaciones.

Vigo no puede perder esta oportunidad. Ya fue sede en 1982, con todo merecimiento y éxito. Y debe serlo en 2030. Por su empuje en todos los ámbitos y por su categoría de ciudad. Aunque solo sea por el propio orgullo de ciudad no puede dejar pasar esta posibilidad.

Ni por lo que puede representar en sus infraestructuras y comunicaciones. Sería impensable una sede del Mundial 2030 sin unas buenas comunicaciones, especialmente por tren. Así que sería el momento para acabar con el lamentable oprobio del mezquino tren que para llegar a Madrid tiene que pasar por Santiago de Compostela.

Apoyemos de manera incondicional a Vigo como sede del Mundial 2030. Por orgullo de ciudad. Pero también por avanzar hacia la consecución del tren del siglo XXI que la ciudad se merece.

Compartir el artículo

stats