Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

La vida sigue igual

En otra circunstancia lo de ayer sería un drama, o casi, pero desde la llegada del independentismo todo ha cambiado. No me refiero al independentismo catalán, sino al de las grandes cuestiones, que hacen vida propia al margen de los gobiernos. Así, la economía española, y con ella el empleo, ha demostrado que sigue yendo a su aire, y creciendo, aunque el gobierno esté bloqueado. La economía se ha hecho independiente. En cuanto a la cuestión catalana, España (Catalunya incluida) se ha hecho independiente también de ella, gracias a los jueces. El asunto está estancado, pero, ¿es malo o es bueno que esté estancado un conflicto para el que nadie tiene solución?. En lo que respecta a nosotros, o sea, a los ciudadanos de a pié, lo mejor es vivir esto como cuando nuestro equipo de fútbol no va bien, sin más. En el fondo no es tan distinto, y no podemos permitir que nos averíen el verano.

Compartir el artículo

stats