24 de abril de 2009
24.04.2009

El Patio de Cachamuiña

Javier Mosquera

24.04.2009 | 02:00

De señalización horizontal y un vial a mediopintar

Subida á Madroa, que es ese vial que va desde Ángel de Lema y Marina hasta el zoo. La brigada encargada de la señalización repinta las marcas en la calzada. Ataca uno de los bordillos y se encuentra con un camión estacionado en un margen, lo que significa que queda un tramo sin pintar.

Unos metros más arriba, o más abajo, según se suba o se baje, toca pintar un paso de peatones. Como hay un coche estacionado, queda a medias.

Y como no han vuelto para rematar la faena ni está prevista la retirada de coches cuando toca manita de pintura -por lo visto sólo lo hacen cuando hay mitin del PSOE- tanto el coche como el camión, que son habituales, siguen aparcando donde siempre, porque no hay señalización que se lo impida...

La ofensiva bien merece hacer un diario de guerra

Esto del guirigay de obras promete dar mucho juego. Tanto, que hay incluso quien redacta un diario de guerra, como durante la Requeteconquista.

Hoy, dice en el correspondiente a ayer, la cosa en vez de ir a peor, ha ido a mucho peor. El desconcierto entre la población es absoluto y nadie sabe qué puede pasar en cualquier momento. La ofensiva de camiones y brigadas de personal trae en jaque a los ciudadanos, que ven cómo calles abiertas al tráfico se cierran de repente, pasan a ser de un sentido y después de otro para finalmente quedar de doble circulación. El vecindario se calienta por momentos...

Pero trankis, que todo lo supervisa Seguridad

...Y cuando la gente pregunta en el Concello cómo se pueda bloquear totalmente una calle con camiones de obra y lo que podría suceder en caso de una emergencia, les dicen que trankis, que el plan está supervisado por Seguridad, es decir, por Calviño...

¡Mamma mía!

javiermosquera@farodevigo.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine