Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tómatelo en serie

'Now & then': así se gestó la gran apuesta española de Apple TV+

Hablamos con el productor Ramón Campos y el director Gideon Raff (creador de la versión original de 'Homeland') sobre este lujoso 'thriller' ambientado en Miami y superpoblado de grandes actores latinos

José María Yazpik (Pedro), Marina de Tavira (Ana), Manolo Cardona (Marcos), Maribel Verdú (Sofia) y Soledad Villamil (Daniela) en una imagen de ’Now & then’.

'Now & then' (Apple TV+, desde el viernes, día 20) redefine el adjetivo 'transnacional'. Hablamos de una serie rodada en Miami por una productora española, Bambú ('Velvet', 'Las chicas del cable'); con un director israelíGideon Raff (el creador de la versión original de 'Homeland'), marcando patrones visuales, y un reparto que incluye a actores españoles, estadounidenses, mexicanos, argentinos, colombianos o eslovenos

Ramón Campos, su cocreador y 'co-showrunner' (además de cofundador de Bambú), nos explica cómo se gestó este 'melting pot' de culturas: "Por trabajo, en Bambú viajábamos mucho a Miami. Y cuando estábamos allí veíamos que teníamos relaciones con mejicanos, con colombianos, con estadounidenses… Y nos dimos cuenta de que ese Miami no estaba contado en ficción. O, al menos, nosotros no lo habíamos visto. Cuando Apple TV+ nos llamó para saber si teníamos alguna serie para compartir, les sugerimos esta idea. La iban a entender porque ellos están en Miami [tienen oficinas para su división de originales internacionales]".

En este 'thriller' de mentiras con aires (confesos por Campos) de 'Big little lies', un grupo de mejores amigos de la universidad ve sus planes de vida truncados cuando, en la víspera de su graduación, deciden irse de fin de semana loco y uno de ellos acaba muerto. Una decisión terrible les marcará para siempre. Veinte años después, su fachada de felicidad se resquebraja cuando empiezan a ser extorsionados por alguien que parece saber lo que hicieron el fin de semana de hace dos décadas.

Holgura de medios

La holgura de medios que supone trabajar para Apple TV+ se aprecia ya leyendo el reparto. Los (antiguos) amigos están interpretados, en el presente, por Maribel Verdú, los mexicanos Marina de Gavira (la señora Sofía de 'Roma') y José María Yazpik (Amado Carrillo Fuentes en 'Narcos'), la argentina Soledad Villamil (Irene en 'El secreto de sus ojos') y el colombiano Manolo Cardona (estrella de '¿Quién mató a Sara?'). Así en el presente como en el pasado, Rosie Perez y Željko Ivanek encarnan a los agentes de policía que luchan por unir puntos.

La serie está hablada indistintamente en español y en inglés; como debe ser, pero no hace tanto tiempo igual no habría sido. El multilingüismo está ahora al alza. Puede que en 'Chernobyl' nadie hablara ruso ni ucraniano y que en la Barcelona de 'El inocente' nadie hablara catalán, pero hay ejemplos esperanzadores. En 'ZeroZeroZero' se hablaba inglés, italiano, español, francés y wolof. En 'Pachinko' se combinan coreano, japonés e inglés; los dos primeros idiomas, a veces dentro de una misma frase. En 'Tokyo vice', Ansel Elgort habla casi más japonés que inglés. "Hay muchas series ya que viajan entre países, en las que se utilizan diferentes idiomas y los espectadores lo asumen", confirma Campos. "Ya no hay miedo a los subtítulos… Si en este momento de explosión audiovisual no intentamos algo así, ¿cuándo lo vamos a intentar?". 

Ilusión juvenil y decepción adulta

La llegada de Gideon Raff al proyecto fue, explica Campos, "una aportación de Apple TV+, que nos preguntó si estábamos abiertos a que hubiera un estadounidense en la serie [Raff vive a caballo entre Los Ángeles y Tel Aviv]. Lo conocía como guionista, pero no tanto como director. Pronto vi que podía ser interesante. Ha insuflado un estilo yanqui a nuestra forma de hacer series: se nota en cómo rueda, cómo monta… Yo suelo hacer un montaje clásico. De repente, llegó Gideon con un montaje mucho más radical".

Y con no solo uno, sino tres lenguajes visuales para la serie, según nos explica el propio Raff, que compartió dirección con Carlos Sedes. "Distinguimos entre tres líneas narrativas: el pasado anterior al accidente, el pasado después del accidente y el presente. En la primera usamos lentes anamórficas para poder capturar la amplitud del cielo. En la segunda empezamos a saturar la imagen, a usar colores menos pastel y tirar de cámara al hombro. En la tercera se trataba de capturar, primero, la desesperanza, y después, cuando empieza el chantaje, empezar de nuevo a jugar con los colores saturados". 

Lo que interesó a Raff de los guiones fue no solo su adictiva trama, sino "algo más profundo", nos explica. "Me hizo pensar en mí mismo a los veinte años. En la distancia entre mi visión del futuro en aquel momento y lo que pienso de mi vida ahora". El contraste esencial de la serie –ilusión juvenil versus decepción adulta– estaba también en la base de otro thriller reciente: el fenómeno 'Yellowjackets'. ¿Teme comparaciones? "He aprendido a convivir con el nerviosismo como un estado natural", dice Raff entre risas. "No puedes controlar lo que la gente va a pensar. Cuando se estrenó 'Yellowjackets', empecé a verla y pensé: 'Oh, Dios mío, estos son los mismos temas que estamos tocando nosotros'. Pero después vi que también había muchas diferencias. No es la misma historia en absoluto". 

Otro audiovisual español 

Campos lleva década y media haciendo series con Bambú, pero habla de 'Now & then' casi como si fuera la primera vez: ese brillo en los ojos. "Apple nos ha dado el presupuesto que necesitábamos. Pocas veces te pasa eso. Poner una cámara en Miami cuesta dinero. Con los presupuestos que podíamos manejar cuando hacíamos series para Antena 3, Tele 5 y RTVE, hacer según qué cosas era imposible. Aquí tuvimos la oportunidad de, por ejemplo, cerrar una autopista para grabar una persecución de coches".

Tras producir la primera serie española de Netflix ('Las chicas del cable'), Bambú hace ahora lo mismo en la plataforma de Cupertino. Un privilegio y una responsabilidad: "Con 'Las chicas del cable', todo el mundo nos estaba mirando con lupa. Era la serie que debía abrir la puerta a la apuesta de las plataformas por la producción local. Mucha gente espera ahora que 'Now & then' salga bien. De ello depende que se invierta mucho más en las series españolas".

Compartir el artículo

stats