Maneskin se hizo ayer con el micrófono de cristal de Eurovisión en una noche marcada por la polémica de su cantante, Damiano Deivid. Pero a muchos gallegos ya les habría sonado su nombre antes de la gran cita televisiva del viejo continente. La banda italiana formó parte del cartel de la primera edición del festival O Son do Camiño en el verano del 2018, celebrado en el Monte do Gozo en Santiago de Compostela.

El grupo romano, fundado en 2015, que no fue el elegido para la cita cancelada en 2020, alcanzó los 524 puntos en el Ahoy Rotterdam de Países Bajos con su canción italiana "Zitti e buoni" ("Calladitos y buenos", en español), enmarcada en el 'garage rock'.

"El grupo ha rechazado las acusaciones sobre consumo de drogas y el cantante se someterá voluntariamente a una prueba"

Su triunfo supuso el tercero en toda la historia del país transalpino y el primero después de 31 años. Con todo, muchos recordarán el día de ayer por un gesto del vocal durante el momento de las votaciones tras el cual varios usuarios de las redes sociales apuntaron que consumió droga en directo : "¿Está metiéndose una raya?". Deivid lo ha negado rotundamente: "El grupo ha rechazado las acusaciones sobre consumo de drogas y el cantante se someterá voluntariamente a una prueba", abundó después la organización a través de un comunicado.

Maneskin lo completan Victoria De Angelis, Thomas Raggi y Ethan Torchio.

El glam rock de Italia conquista el Festival de Eurovisión 2021. Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE