Dos accidentes seguidos elevan a cuatro los siniestros en el acceso a la AP-9 en solo 10 días

Una conductora volcó ayer con su coche y otro se estrelló contra el quitamiedos, en ambos casos bajando hacia Domaio | La semana pasada hubo dos salidas de vía en el otro sentido

A primera hora de la tarde una conductora salió ilesa pese a volcar con su coche. // FDV

A primera hora de la tarde una conductora salió ilesa pese a volcar con su coche. // FDV / Fran G. Sas

El ramal de acceso y salida entre O Morrazo y la autopista AP-9 para encarar el puente de Rande se está convirtiendo en el gran punto negro de la comarca en materia de siniestralidad viaria. Y es que en los últimos 10 días se han registrado cuatro accidentes, todos ellos por salidas de vía, lo que denota algún problema en el peraltado de ese tramo. Los dos últimos se produjeron ayer por la tarde y por suerte, pese a lo aparatoso de los mismos, se saldaron sin heridos de consideración. Eso sí, hasta la zona se desplazaron en ambos casos los técnicos de emergencias sanitarias del 061 con una ambulancia, por precaución.

El primer accidente ocurrió a las 14.17 horas y en este caso en sentido de bajada hacia Domaio. Al pasar por debajo del puente la conductora de un vehículo perdió el control del mismo por razones que se desconocen y el coche acabó volcando con las cuatro ruedas hacia arriba. La única ocupante del vehículo salió prácticamente ilesa, sin que se reportasen daños físicos de gravedad.

Dos accidentes seguidos elevan a cuatro los siniestros en el acceso a la AP-9 en solo 10 días

Abajo, el segundo siniestro obligó a limpiar la calzada. / FDV

El segundo, casi en el mismo punto, se registró a las 17.30 horas, también en sentido descendente. El conductor perdió el control del coche y acabó chocando contra el guardarraíles, que quedó dañado. Tampoco se reportaron daños de gravedad.

La semana pasada se registraron otras dos salidas de vía muy próximas en el tiempo, pero en este caso en sentido ascendente hacia el puente. Una se registró el martes día 28 y acabó con una conductora herida y causando importantes retenciones de tráfico en la incorporación a la autopista, tanto en la Autovía do Morrazo AG-46 con los vehículos en sentido a Rande, como en la N-550 desde Vilaboa y la PO-551 de Domaio.

Al día siguiente una furgoneta acabó chocando contra el quitamiedos aunque, afortunadamente, no hubo que lamentar heridos. Estos ramales llevan meses registrando accidentes aunque el más grave de todos no tuvo relación con el trazado de la calzada y ocurrió en marzo cuando un coche dio la vuelta y circuló en dirección contraria chocando contra otros cuatro vehículos.