Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los robos de combustible en el puerto de Cangas se disparan con más de 20 denuncias este año

Los dos últimos casos se produjeron esta misma semana en pesqueros fondeados en el muelle | La Cofradía señala que las sustracciones son cada vez más frecuentes y reclama que se incremente la vigilancia en la zona

Pantalanes del puerto pesquero de Cangas, ayer, con la playa de Rodeira al fondo. | // SANTOS ÁLVAREZ

“Una situación insostenible”. Así califican desde la Cofradía de Pescadores San José de Cangas la espiral de robos de combustible y otros efectos en el puerto pesquero de la villa, en una dinámica que esta misma semana se cobró al menos dos nuevas víctimas. Los propietarios de dos embarcaciones que se encontraban atracadas en los pantalanes de la villa denunciaron la sustracción de gasolina y material de sus barcos, en unos hechos que fueron puestos en conocimiento de la Guardia Civil y de los que se informará puntualmente a Portos de Galicia. Con estos dos nuevos casos, las denuncias por hechos similares en el puerto cangués superan ya la veintena en lo que va de año.

Fuentes de la Cofradía apuntan que los robos, esporádicos en otras épocas, se han incrementado de forma notable en los últimos meses, generando una situación de inseguridad a la que quieren poner freno. De hecho, en varias ocasiones las cerraduras de acceso a los pantalanes han aparecido rotas y Portos procedió a su reparación, “pero a los dos días aparecen rotas de nuevo”, señalan. El modus operandi de los ladrones es similar, ya que actúan de madrugada, cuando no hay gente en la zona y sus movimientos pueden pasar más inadvertidos. Las cantidades de gasolina que sustraen de los barcos fondeados en el puerto no son muy elevadas, lo que facilita su transporte pero también hace sospechar que el combustible se sustrae para dar servicio a necesidades puntuales. Aunque desde la cofradía no se hace ningún tipo de comentario al respecto, una de las posibles líneas de investigación apuntaría al furtivismo.

Acceso a uno de los pantalanes de los marineros de Cangas.   | // SANTOS ÁLVAREZ

Acceso a uno de los pantalanes de los marineros de Cangas. | // SANTOS ÁLVAREZ

“Es un goteo constante de marineros que denuncian que les han quitado gasolina, algo de material, o que anduvieron a bordo de sus barcos”, señalan, añadiendo que “nosotros los animamos a denunciar siempre, porque cuantas más denuncias haya más visible será el problema y será más fácil que se pongan los medios para solucionarlo”. Y la osadía de los ladrones parece ir in crescendo con el paso de las semanas, o al menos esa es la percepción que se tiene desde la Cofradía de Cangas. “Antes se sustraían del interior de los barcos cosas no menores, aunque sí más accesibles para ellos. Pero ahora sí que se toman su tiempo para llevarse el combustible. Cada vez los robos se van agravando más y la periodicidad entre ellos es más corta”, manifiestan. Además, también detectan un mayor conocimiento por parte de quienes perpetran los robos. “Saben elegir perfectamente los momentos en los que la flota está parada y el movimiento en el muelle es nulo”, afirman, antes de añadir que “las sospechas son de que se puedan tratar siempre de los mismos individuos”. Esa sensación de impunidad es lo que incomoda especialmente a los afectados.

El cabildo se reunirá esta misma semana con Guardia Civil y Policía Local para exponerles la situación

decoration

La intención del cabildo es exponer la situación tanto a Portos de Galicia como a los cuerpos de seguridad del estado a fin de adoptar algún tipo de medida para erradicar los robos. En este sentido, la idea es que representantes de la cofradía canguesa se puedan reunir esta misma semana con Guardia Civil de Cangas y Policía Local para informarles de la problemática y solicitar su ayuda. En paralelo también se mantienen contactos periódicos con Portos de Galicia en el mismo sentido.

Las soluciones para la Cofradía pasan por reestructurar y organizar el sistema de vigilancia con cámaras y cerraduras en todo el entorno del puerto, pero también por una mayor presencia policial que pueda servir como elemento disuasorio para los amigos de lo ajeno. En todo caso, instan a una actuación urgente.

Los barcos, nuevo objetivo de los ladrones

El nuevo objetivo de los ladrones parece estar en el mar. En los últimos años se han incrementado de forma exponencial los casos de robos de combustible y material en embarcaciones en la comarca de O Morrazo. El último de los casos, y uno de los más llamativos, tuvo lugar este mismo verano en la Ría de Aldán con los propietarios de algunos yates fondeados como víctimas. Los ladrones se llevaron de esas embarcaciones varios motores fueraborda de gran potencia, con un valor en el mercado que puede alcanzar los 3.000 euros por pieza.

Pero tampoco se salvaron los marineros que atracan sus barcos en el muelle de Aldán, con varias denuncias, una de ellas por el robo de la maquinaria que se utiliza para levantar las redes. En años anteriores también se produjeron robos de gasolina y material en embarcaciones deportivas de Bueu. En este último caso los ladrones aprovechaban las noches de tormenta para perpetrar los delitos, aprovechando la escasa presencia de personas por las calles.

Compartir el artículo

stats