Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UTE repara una gran fuga en la plaza de Cangas y busca otras bajo el pavimento

Las conexiones a todos los puestos están cubiertas de hormigón y sin arquetas, lo que complica el arreglo de averías | La alcaldesa contempla cambiar la instalación general

Operarios de la concesionaria del agua, reparando una avería en la plaza el lunes por la tarde. | // S.Á.

Los responsables del Concello de Cangas y de la empresa concesionaria del servicio del agua dan por solucionada una avería en la red general de la plaza de abastos por la que se perdían miles de litros diarios, aunque no descartan que haya otras bajo el pavimento que habría que reparar si los datos de consumo así lo acreditan. Los técnicos realizarán “en los próximos días” una medición del caudal que entra en las instalaciones municipales, así como el que registran los contadores del baldeo y de los puestos de pescaderías y carnicerías para comprobar si coinciden. Si no es así, la diferencia se habrá perdido por el camino, un despilfarro que obligará a realizar nuevos sondeos para localizar las perdidas y proceder a solucionarlas en el menor plazo posible, señala Victoria Portas.

La regidora atendió a las demandas de los vendedores de la plaza cuando tuvo conocimiento “de la creciente falta de presión de agua” que padecían, y dio instrucciones a la UTE Gestión Cangas para localizar el problema y corregirlo. Decidieron hacerlo el lunes por ser el día de menor actividad en el mercado de abastos, abriendo una pequeña zanja frente al mostrador de un puesto de carne donde localizaron la pérdida de agua en una pieza de conexión de material PVC, que fue sustituida, además de habilitar una arqueta para evitar tener que levantar de nuevo el pavimento en caso de otra rotura.

Los técnicos señalan la conveniencia de hacer lo mismo en las conexiones a los demás puestos, o bien de cambiar toda la instalación y dejarlas a la vista para evitar tener que excavar en cada fuga que se detecte, con los consiguientes gastos y molestias para comerciantes y clientes. Portas coincide en esa necesidad, cuyo coste habría que presupuestar, pero el paso más inmediato será comprobar que las fugas están, por ahora, resueltas y ganar tiempo antes de una actuación más compleja que habría que presupuestar y organizar.

La alcaldesa sostiene que la instalación presenta deficiencias estructurales, porque se hizo mal en su día, y que en el actual mandato se repararon ya varias averías en la red de suministro de agua, la última cuando se canalizaron las aguas residuales que llegaban al mar por la red de pluviales. Añade que las tuberías y conexiones están a diferentes alturas según las zonas, lo que complica aún más su reparación.

Compartir el artículo

stats