“Nos culpaban de despilfarrar agua, pero mucha más se escapa por fugas en la tubería general desde hace años y el Concello no hace nada por repararla”. Es la queja de varias pescaderas de la plaza de abastos de Cangas que padecen una “creciente pérdida de presión” en el suministro de las instalaciones municipales, agudizada en los últimos días, y urgen al gobierno local a solucionar el problema. La alcaldesa asegura que técnicos de la empresa concesionaria del servicio ya han localizado el punto de fuga, bajo el pavimento interior, y espera que el lunes puedan ejecutar la reparación, aunque la fecha y los plazos están a expensas de que se determine su envergadura.

La pérdida de fuerza en el suministro se hizo aún más evidente a lo largo de esta semana y los afectados lo pusieron en conocimiento de los conserjes para que lo trasladaran a los responsables políticos. “Tenemos que cerrar un grifo para abrir otro”, relata una de las vendedoras que coinciden en la limpieza de los puestos a última hora de la mañana, cuando el problema es más perceptible. El personal de la UTE Gestión Cangas inspeccionó las instalaciones el miércoles por la tarde y detectó y señalizó el posible punto de fuga, cuya reparación requerirá levantar el pavimento. “Hace años que saben dónde está, pero no le echan mano para resolverlo”, observa el titular de una carnicería próxima, que también pide ejecutar las obras “cuando menos molesten, que no es precisamente el verano”, por la llegaba masiva de visitantes y el aumento de las ventas.

Los técnicos señalizaron en el pavimento el lugar de la avería. | // G.N.

Los registros de consumo de la plaza de abastos de Cangas en los últimos años constatan un gasto de más de 100 toneladas de agua al día (exactamente 105.000 litros de media, el mayor de todas las instalaciones municipales, incluso de la piscina A Balea o los pabellones deportivos, y hasta 15 veces más que el mercado de abastos de Moaña, por ejemplo. La instalación de contadores individuales en las pescaderías y carnicerías, promovida por el anterior gobierno local, logró frenar los excesos en algunos puestos de venta, pero no el malgasto que los técnicos atribuyen a las fugas. El Concello conoce los datos y los probables motivos desde hace tiempo, aunque la complejidad de las obras necesarias para darle solución y las discrepancias sobre quién debe financiarlas la ha demorado.

La regidora, Victoria Portas, señaló ayer que tiene conocimiento del problema y ha hablado con la UTE concesionaria del servicio del ciclo integral del agua para solucionarlo. “Ayer me comunicaron que había falta de fuerza de agua en la plaza, lo comuniqué a la empresa y fueron allí técnicos de Aqualia”, explica. Se trata de una fuga “por debajo de la solera de la plaza, está localizada”, pero falta por determinar su envergadura y que la actuación se concrete, abunda.

Abiertos por San Xoán

La plaza de abastos de Cangas estará abierta hoy y también se celebrará el mercadillo ambulante, a pesar de ser jornada festiva. El Concello aceptó la petición de comerciantes de esta cita extraordinaria.