Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

117 multados en Moaña en tres días por exceso de velocidad

Imagen de radar del coche que adelantaba en línea continua y duplicaba la velocidad permitida. | FDV

La más reciente campaña de control de velocidad acometida por la Policía Local de Moaña dejó 117 denuncias por exceso de velocidad a otros tantos conductores que atravesaban las vías urbanas del municipio. En total, entre el 29 de abril y el 1 de mayo fueron controladas las velocidades de 2.900 vehículos. Para ello los agentes municipales utilizaron el radar móvil que les cede la Dirección General de Tráfico (DGT) y que se instala en un coche rotulado. Los controles se hicieron mayoritariamente en horario de tarde y en distintos puntos del casco urbano.

En contra de los conductores jugaron los nuevos límites de velocidad dispuestos por el Concello en el trazado del centro para calmar el tráfico y tratar de reducir el riesgo de atropellos, que es el tipo de siniestro viario que más se repite en Moaña con mucha diferencia.

El pasado mes de septiembre el Concello instaló la nueva señalización limitando a 30 kilómetros por hora la velocidad en algunas de las vías más transitadas como la calle Ramón Cabanillas o la bajada de Méndez Núñez. Otros barrios como Albariños pasó a 20 kilómetros por hora de velocidad máxima permitida y en el entorno de los colegios se instalaron unas señales de 10 kilómetros por hora que no dejaron indiferentes a las familias de los escolares. Al estar adherido a la Rede Ágora de movilidad amable el Concello tuvo que limitar a solo 10 kilómetros por hora áreas como el entorno de los colegios de Reibón y Seara o de la Escola Infantil de O Con.

Esto explica que muchas de las denuncias impuestas en el más reciente control de velocidad se dirijan a conductores con velocidades bajas, pero que superaban las permitidas en el centro. La policía apenas detectó casos especialmente alarmantes con la excepción de un conductor, vecino de la villa que circulaba a casi 80 kilómetros por hora en la Curva de Caeagua, en dirección a Domaio. Además de duplicar la velocidad permitida en ese tramo, estaba adelantando en una línea continua cuando fue detectado por los agentes. Se expone a una multa de 500 euros y la retirada de seis puntos del carnet por conducción temeraria y a otros 200 euros de multa y retirada de dos puntos por el exceso de velocidad.

La intención de la Policía Local de Moaña es disponer de nuevo del radar móvil de la DGT para una nueva campaña de cuatro días a mediados del mes de junio.

Las cifras de sancionados son similares a las registradas en la campaña de finales de agosto del pasado verano. A pesar de que la comarca multiplica su población durante las fechas estivales, entonces fueron denunciados 113 conductores por exceso de velocidad. En verano fueron controlados 2.500 coches, siempre en zonas limitadas a 50, 40 o 30 kilómetros por hora.

Identificado un moañés que cuadruplicaba la tasa de alcohol

Más allá de la reciente campaña de control de velocidad mediante un radar móvil, la Policía Local de Moaña continúa con los operativos de control de alcoholemia que llevan a cabo todo los fines de semana desde hace meses. En el último fin de semana se identificaron a tres conductores que superaban la tasa permitida, aunque dos de ellos se exponen solo a una sanción administrativa al no llegar al límite de 0,60. Muy distinta es la situación del tercero, que arrojó un resultado de 1,01 miligramo por litro en aire espirado en su primer test y todavía más, de 1,06 en la segunda prueba. Es decir, que cuadruplicaba la tasa permitida. Fue sometido a un juicio rápido y acusado de un delito contra la seguridad viaria. Estos controles de alcohol seguirán repitiéndose los fines de semana.

Compartir el artículo

stats