Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña limita a 10 km/h el entorno de los colegios

Nueva señalización en San Martiño. |  GONZALO NÚÑEZ

Nueva señalización en San Martiño. | GONZALO NÚÑEZ

El Concello de Moaña ha iniciado la pasada semana un plan de señalización con nuevas indicaciones en gran parte de los barrios y parroquias. Además, está sirviendo para marcar los nuevos límites de velocidad en los tramos urbanos, que en Moaña son más bajos que en otros municipios al estar el Concello adherido a la Rede Ágora de mejora de la movilidad. Lo más llamativo son las señales recientemente instaladas en la parte trasera de los colegios de Reibón y Seara, limitando la velocidad a 10 km/h, lo que ocasionó la sorpresa e incluso quejas de algunos padres el primer día de clase, el pasado jueves. La misma limitación luce en el entorno de la Escola Infantil de O Con.

Señales a 10 km/h en la parte trasera del CEIP Seara. / G.N.

Este plan de señalización, que con un coste de 25.936 euros finalizará la próxima semana, implica también la reducción de la velocidad en puntos como la céntrica calle Ramón Cabanillas, que pasa de 40 a 30 kilómetros por hora, o Méndez Núñez, con el mismo cambio. En los próximos días se instalarán señales que limiten la velocidad a 30 km/h en la zona de Lazareto, igual que en la subida desde A Pandiña entre otros lugares. En Albariños habrá señales a 20 km/h.

El Concejal de Mobilidade, Rodrigo Currás, explica que en zonas muy pobladas “hay una gran demanda de reducción de la velocidad, ya no solo por seguridad vial, sino también para bajar la contaminación acústica que sufren los vecinos”. Espera que estas nuevas limitaciones sirvan para, poco a poco, reducir la velocidad media a la que circulan los coches por Moaña.

Este plan de señalización implica otras medidas como indicaciones de altura máxima por cornisas o balcones en barrios como O Cruceiro (San Mariño) y Prado da Fonte, en A Marrúa. Se pintarán también seis nuevas plazas para discapacitados, como dos en el entorno del campo de fútbol de O Casal y una en el cementerio de Trigás. Se instalarán espejos en varios cruces como Os Currás (Domaio), se fija un sentido único en vías como el Camiño do Fondón en Domaio y se instalan indicaciones de “Stop” y “Ceda el paso” en todo el vial entre A Cerradiña y el enlace de la autovía.

En Meira se señalizó el vial que sube desde Fonte de Pastoriza hasta la iglesia, permitiendo solo el acceso para garajes y evitando así los atascos habituales.

Mejora de movilidad en O Vaticano

La concejalía de Mobilidade ha contratado también, por 23.575 euros, las reformas de mejora de accesibilidad en O Vaticano, que se acordaron con Portos de Galicia y que sirven para dar continuidad a la reconstrucción que este organismo está haciendo del paseo de madera de O Con. Tras recorrer la zona con usuarios discapacitados de Aspamsim, el Concello anotó los puntos que deben ser adaptados, con cambio en todas las superficies rugosas, que serán sustituidas por hormigón pulido. La zona deberá quedar sin barreras arquitectónicas antes de que finalice este año, con el objetivo de permitir el paso, por ejemplo, en silla de ruedas, sin dificultades. El paseo marítimo de O Con, por su parte, debe lucir su renovada cara en dos meses, tras acelerarse los trabajos sobre la playa de A Mosqueira.

Compartir el artículo

stats