Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hasta 120 mayores reciben su dosis de refuerzo en Aldán y 30 deben esperar

La usuaria de la residencia, Cristina Monteiro, de 65 años, recibiendo su tercera dosis de Pfizer. | GONZALO NÚÑEZ

La residencia de Aldán se convirtió ayer por la mañana en el primer espacio de O Morrazo que cuenta con personas con tres dosis de la vacuna contra el COVID-19. En concreto ayer un equipo de vacunación del Sergas ha inoculado la nueva dosis de Pfizer a unos 120 usuarios de este geriátrico de DomusVi. Son la mayoría de los 150 mayores. El protocolo señala que para completar la pauta necesitan haber recibido la segunda dosis hace, como mínimo, seis meses, por lo que los 30 usuarios que se vacunaron en primavera deberán ser llamados en otra tanda y probablemente deban acudir directamente al hospital. En esta ocasión, y después de encontrar reparos en alguna familia durante la primera dosis, la residencia ha obtenido el consentimiento de los familiares de todos los usuarios para esta tercera dosis.

Mayores, esperando por su turno de vacunación. | GONZALO NÚÑEZ

El centro de Aldán fue uno de los elegidos para el primer día de la nueva campaña en residencias del Sergas en el área de Vigo. En total el proceso de inoculación llegó a 909 mayores de todo el área en ocho residencias.

El equipo del Sergas, preparando las vacunas. | GONZALO NÚÑEZ

“Cuando nos pusieron las dos primeras dosis no tuve ningún efecto secundario, y poco a poco vamos recobrando la normalidad”, explicaba la usuaria Cristina Monteiro, de 65 años y vecina de Vigo. Ayer fue la primera en ser vacunada mientras sus compañeros esperaban su turno. Manuel Soage fue el siguiente.

La primera dosis se inoculó en DomusVi de Cangas el pasado 31 de diciembre de 2020. El 21 de enero los usuarios recibieron la segunda dosis y ahora esta de refuerzo que las autoridades sanitarias recomiendan para algunos grupos de riesgo inmunizados con Pfizer.

Este centro de DomusVi no registra ningún contagio desde la crisis sanitaria vivida en la primavera de 2020. Además, con las dos primeras dosis de la vacuna se pudieron relajar las duras medidas de aislamiento y tampoco sufrieron ningún nuevo brote de coronavirus. En estos momentos los mayores realizan actividades en grupos ampliando las burbujas a cada planta de las instalaciones. Las visitas de las familias se hacen con cita previa, pero pueden salir con sus familias, siempre con un mínimo de 5 días para controlar mejor los posibles síntomas. Además, los trabajadores realizan cribados cada semana y los mayores son sometidos a test con mucha frecuencia, como cuando llegan de visitar a sus familiares.

En lo que respecta a la evolución general de la pandemia, después de muchos días de bajada, ayer se constató un ligero incremento de los contagios. Moaña lidera con 13 casos según la Eoxi de Vigo, uno más que ayer. Cangas también incrementa ligeramente sus contagiados llegando a los 10 casos y Bueu sube en otro vecino con COVID y se sitúa en 4. Son en total 27 los morracenses contagiados en estos momentos de coronavirus.

Compartir el artículo

stats