Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El FIC abre con un recuerdo al pasado cinematográfico de Bueu

Asistentes al festival, momentos antes de la gala inaugural del FIC.

Asistentes al festival, momentos antes de la gala inaugural del FIC. Gonzalo Núñez.

El FICBueu levantó ayer el telón de su 14ª edición, que camina hacia la normalidad. El festival se inauguró con una gran gala, con un aforo de 129 personas, en la que se presentaron los cortos de los obradoiros impartidos por la propia asociación. Uno de ellos recordó el pasado cinematográfico del municipio a través de sus salas de cine. El acto contó con la presencia del periodista Javier Tolentino, que presentó su primera película, Un blues para Teherán.

La jornada comenzó con la música de Two in the Mirror animando el ambiente en el exterior del Centro Social do Mar. Antes del acto, los asistentes pudieron pasar por el photocall, que cada año organiza el FIC, para inmortalizar el momento.

Actuación del grupo Two in the Mirror en la entrada del festival. Gonzalo Núñez.

Una vez dentro, Cristina Sanmartín fue la encargada de conducir el evento, en representación del FICBueu. Tras dar la bienvenida y presentar esta nueva edición, Sanmartín cedió el testigo a María Ruiz, jefa de producción. Ruiz es también la responsable del obradoiro infantil del FIC.

Los jóvenes que participaron en el taller presentaron Unha curta de cine, un documental que repasa la historia de las salas de cine de Bueu a través de sus propietarios y espectadores. La cinta hace referencia a tres de las cuatro salas que llegaron a estar activas: Cine Avenida, Cine Imperial y Cine Victoria. La cuarta fue el Cine Guerra. A continuación, los alumnos del taller de adultos presentaron Cuartos de lúa, una obra de ficción con tintes surrealistas.

Un momento de la entrada de los asistentes al interior del Centro Social do Mar. Gonzalo Núñez.

La gala inaugural se cerró con una de las novedades de esta edición, la proyección de un largometraje. La película escogida fue Un blues para Teherán, el primer documental de Javier Tolentino. La obra narra la situación en Irán, tomando como elementos clave la poesía y la música. Esta no era la primera vez para Tolentino en el festival, que ya estuvo en ocasiones anteriores con la emisión en directo de su antiguo programa radiofónico, El séptimo vicio.

Ambiente durante el primer día del festival. Gonzalo Núñez.

Tolentino presentó su ópera prima, con la que pretende establecer un viaje desde las salas de cine a la cultura de Oriente Medio. La obra se revela como una herramienta para entender lo que está sucediendo en conflictos como el del Afganistán. Tras la proyección, el director se volvió a subir al escenario para ofrecer un pequeño coloquio y debate con el público, cerrando así la primera jornada del festival.

El festival continúa hoy con coloquios y radio

La segunda jornada del FICBueu recupera actividades paralelas que en 2020 no se pudieron celebrar. A las 11.30 se inicia el coloquio “O cartel da película” a cargo del diseñador gráfico Sergio González Kuhn. A las 12.30 la música volverá a sonar en el exterior del Centro Social a cargo del grupo Ataque Escampe.

Por la tarde llega una de las citas más esperadas del festival, la grabación del programa de radio Carne Cruda. Participarán Margarita Ledo y Tanxugueiras. Las entradas ya están agotadas, al igual que los abonos de la Sección Internacional y los pases del lunes y miércoles a las 20.00 horas. El segundo día se completa con las primeras proyecciones de las secciones Experimental (20.00 horas) y Panorama (22.00 horas).

Compartir el artículo

stats