Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un joven belga ingresa en la UCI de Montecelo tras ingerir una planta silvestre en Bueu

Alfredo Budiño, en la zona donde tuvo lugar el incidente, fue de los primeros en socorrer al joven. |   // G.N.

Alfredo Budiño, en la zona donde tuvo lugar el incidente, fue de los primeros en socorrer al joven. | // G.N.

Un joven de nacionalidad belga permanece desde el domingo ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Montecelo después de sufrir un cuadro de convulsiones cuando estaba en una terraza de Bueu. Justo a las puertas del centro hospitalario entró en parada cardiorrespiratoria y los médicos y sanitarios lograron reanimarlo tras casi tres cuartos de hora. Las causas que provocaron esta situación aún no están del todo claras, pero la principal hipótesis es que se deba a la ingesta de algún tipo de planta silvestre. Así se lo explicó una de las personas que lo acompañaba a los servicios médicos y sanitarios, tal como confirman desde la Policía Local de Bueu. Otra posibilidad es que sufriese un ataque epiléptico u otro tipo de reacción adversa, algo que no se descarta.

Alfredo Budiño: "Vi que estaba convulsionando y le abrí la boca para que no se atragantase con su propia lengua. Para mantenerle la boca abierta usé lo que tenía más a mano en aquel momento, que no era otra cosa que una de mis zapatillas de andar por casa"

decoration

Los hechos ocurrieron alrededor de las 15.30 horas del domingo, en la Avenida Montero Ríos de Bueu, a la altura de la cafetería Marina. Una de las personas que intervino con mayor rapidez fue un vecino llamado Alfredo Budiño, con muchos años de experiencia como marinero y buzo. “Yo bajaba de casa a tirar la basura y vi como el chico se apartaba un poco, se ponía de cuclillas y luego se cayó al suelo, empezando a convulsionar”, cuenta. De inmediato una chica que acompañaba al joven belga solicitó ayuda y que se llamase a una ambulancia. “Yo me acerqué al momento. Vi que estaba convulsionando y le abrí la boca para que no se atragantase con su propia lengua. Para mantenerle la boca abierta use lo que tenía más a mano en aquel momento, que no era otra cosa que una de mis zapatillas de andar por casa”, relataba ayer Alfredo Budiño. Esa primera reacción fue clave y ayudó a mantenerlo con vida hasta la llegada de los servicios médicos.

La ambulancia del 061 en Bueu se encontraba en ese momento en otro servicio y fue necesario movilizar a la que tiene base en Marín. “Durante ese tiempo entró en convulsión hasta tres veces, una cada cinco minutos”, aseguraba ayer Alfredo Budiño.

Mientras tanto un taxi se encargó de recoger al personal médico y sanitario del Punto de Atención Continuada (PAC) del centro de salud de Bueu, que se hizo cargo de la situación para intentar estabilizarlo. El joven belga estaba acompañado por una pareja con domicilio en O Porriño. La joven explicó a los médicos que supuestamente su amigo había ingerido poco antes un tubérculo o una planta silvestre en la zona de Agrelo, tal como confirman desde la Policía Local de Bueu.

El joven permanece en la UCI del hospital de Montecelo e inconsciente. Se sospecha que pudo ingerir cicuta, belladona u otra planta silvestre

decoration

Por ello las sospechas médicas se centran en una intoxicación por cicuta (que es muy parecida al perejil), belladona u otra planta silvestre, cuyo consumo en elevadas dosis puede tener consecuencias muy graves. El joven fue trasladado en ambulancia a Montecelo y cuando se encontraban en las puertas del servicio de Urxencias sufrió una parada cardiorrespiratoria. Fueron necesarios casi tres cuartos de hora de maniobras de reanimación hasta que al fin médicos y sanitarios consiguieron recuperarlo.

Ayer por la tarde el joven belga permanecía inconsciente en la UCI de Montecelo y desde el hospital están realizando varios análisis para confirmar si realmente ingirió alguna de esas plantas silvestres o si lo sucedido tiene que ver con alguna otra causa previa. A mayores también se le realizó una prueba COVID y dio resultado positivo, tal como trasladaron desde el hospital a la Policía Local para identificar a las personas que estuvieron en contacto estrecho con el joven.

Desde el Sergas ayer evitaban dar información y detalles sobre el caso, así como del estado del paciente debido a razones de protocolo y privacidad. Su presencia en Bueu este fin de semana se debería a que estaba realizando el camino de Santiago y se habrían desviado para pasar por la comarca de O Morrazo, según apuntan algunas de las fuentes consultadas.

Aparece muerto un vecino de Nerga e investigan las causas

Los servicios médicos del centro de salud de Cangas requirieron ayer la presencia de la Policía Local y Guardia Civil después de acudir a un domicilio en la bajada a la playa de Nerga y comprobar el fallecimiento de un hombre de 50 años de edad. El varón vivía con una familiar y tenía historial médico por problemas de drogodependencia.

La Guardia Civil se hizo cargo de la custodia del cuerpo hasta que se decretó el levantamiento por parte de las autoridades judiciales. La autopsia deberá determinar ahora las causas del fallecimiento

Compartir el artículo

stats