Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio marinero en tierra

Os Galos cede al concello una chalana para que decore algún espacio público

La chalana está situada en el exterior de la nave de Petís.

La chalana está situada en el exterior de la nave de Petís. Gonzalo Núñez

El pasado marinero de Bueu estará presente no solo en su puerto y su frente marítimo, sino también en sus calles. La Asociación de Amig@s das Embarcacións Tradicionais Os Galos ha cedido una chalana al concello para que decore alguno de sus espacios urbanos, pero también para que se convierta en zona de juegos para los más pequeños. La intención inicial es que el barco se sitúe en la urbanización de Alonso, en Pescadoira, si bien la decisión final todavía no se tomará hasta que el concello lo recepcione.

La embarcación, bautizada como “Carmiña”, tiene cuatro metros de eslora y dos de manga y fue construida en 1994 por un joven que entonces tenía 16 años, contando con la ayuda de un hombre de mayor edad. La chalana fue utilizada para trabajar, pero su dueño, que se dedica a la pesca de bajura, cuenta ahora con un barco de 11 metros, por lo que la chalana se quedó sin uso en casa. Hace seis años la entregó a Os Galos y permaneció almacenada en la cetárea de Petís hasta que la asociación se puso recientemente manos a la obra para acondicionarla.

“Estaba en buenas condiciones, así que apenas hubo que darle un poco de masilla y pintura”, señala Víctor Domínguez, miembro del colectivo cultural. El hecho de vaya a estar expuesto a la intemperie ha obligado a darle un tratamiento especial, con tres manos de pintura y aceite y dos de un producto específico para la madera en exteriores, el lasur. Después necesitará de un mínimo mantenimiento anual, con la perspectiva de que “podrá durar unos ocho años”.

La idea de Os Galos es que la embarcación no solamente sea un elemento decorativo donde poder sacar una fotografía, sino que se convierta en un espacio para interactuar. Por ello apuestan por que sea accesible y que los niños puedan subir y jugar en ella. “La que está situada en Banda do Río [la “Carmen”, una gamela de dos proas cedida en diciembre del año pasado] es un éxito y siempre hay gente sacando fotos o niños jugando en ella”, relata Domínguez, que recuerda que estos barcos en desuso “acababan antes en la hoguera de San Juan y ahora al menos le podemos dar una nueva utilidad”.

Os Galos cuenta actualmente con una flota de alrededor de 18 barcos, distribuidos entre los seis que tiene preparados para navegar, los que están en la antigua carpintería de Purro y los que guarda en sus instalaciones en Petís.

Compartir el artículo

stats