Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos los grupos defienden a las familias que acogen niños del Sáhara y afean a Carro sus críticas

La moción presentada por el PP de Moaña al pleno de ayer para mostrar el apoyo de la corporación a las familias del municipio que participan en el programa “Vacacións en paz” supuso otro punto álgido del debate. Se trata de un programa que permite que cada verano niños de los campos de refugiados saharauis acudan a pasar dos meses a la villa. Los populares buscaron, con su propuesta, que el resto de grupos marcase distancia con Javier Carro, el edil de XM, que en el pleno de la semana pasada volvió a cargar, por segunda vez, contra este programa solidario.

BNG y PSOE se sumaron al PP en el apoyo a estas familias mientras Carro insistió en sus críticas por el destino de fondos municipales a ayudar al pago de estos viajes. Carro insiste vincular el programa con el Frente Polisario “que es responsable de más de 300 asesinatos” y añade que “todo el dinero de Moaña se debe destinar a moañeses. Si las familias son tan solidarias deben pagar ellas el viaje de esos niños”. A mayores, Carro retó a los concejales a pagar de su bolsillo los billetes.

Las críticas fueron unánimes y desde el PSOE, Marta Freire, recordó que las familias de Moaña llevan acogiendo niños de la antigua provincia española desde 1991. Aldán Santamarina, del BNG, consideró que esta acogida de niños refugiados “forma parte de la identidad de Moaña. Durante dos meses al año son niños de Moaña. Ellos aprenden aquí y las familias moañesas aprenden muchísimo de ellos”. Consideró “una barbaridad” las afirmaciones de Carro. También el ponente del PP, Daniel González, fue muy crítico con las afirmaciones de Carro en plenos anteriores. Por su parte Esquerda Unida emitió también un comunicado repudiando las frases del edil de XM sobre el programa de refugiados.

Compartir el artículo

stats