Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ampliación de Castiñeiras creará 88.000 m2 de suelo industrial y más de 60.000 de zonas verdes

Los promotores presentan el plan ante el IGVS para el trámite de evaluación ambiental, que debe estar listo en el primer trimestre de 2021 | La actuación prevé recuperar el nacimiento del Rego Nocedo, detrás de Nodosa

Actualmente se construyen nuevas naves industriales en las dos últimas parcelas que quedaban sin edificar en Castiñeiras.

Actualmente se construyen nuevas naves industriales en las dos últimas parcelas que quedaban sin edificar en Castiñeiras.

La ampliación del polígono industrial de Castiñeiras, en Bueu, da un nuevo paso hacia delante. A principios del verano la Consellería de Medio Ambiente y el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) aprobaban el plan de viabilidad presentado por los promotores de la actuación y ahora los dueños de los terrenos afrontan la siguiente etapa, que consiste en someter el plan al trámite de evaluación ambiental. En este documento ya se empiezan a vislumbrar algunas de las características del desarrollo de esta zona, como que el suelo que se destinará a uso industrial será de casi 90.000 metros cuadrados o que habrá más de 60.000 metros cuadrados reservados a zonas verdes, incluyendo un cinturón ecológico que bordeará todo el polígono bueués.

La asociación que agrupa a empresarios y propietarios de terrenos, Aprointer, acaba de presentar el plan ante el IGVS, que ahora debe remitirlo al correspondiente organismo de evaluación dentro de la Consellería de Medio Ambiente. La tramitación implica que se subirá el documento a la página web del departamento autonómico para abrir un periodo de consultas de dos meses. En paralelo, se remite el plan a los distintos organismos con competencias en la zona para que emitan sus correspondientes dictámenes.

Se trata de un periodo reglado por ley, que no debería de durar más de tres meses, con lo que los empresarios prevén contar con el informe del trámite ambiental durante el primer trimestre de 2021. “En esa respuesta desde la consellería establecen las condiciones que estiman que debemos cumplir o cambiar e incluyen lo que aportan el resto de departamentos implicados”, explican desde Urben, la consultora contratada por los empresarios para desarrollar la ampliación del polígono de Castiñeiras.

Los promotores confían en que las posibles modificaciones que haya que incluir en el documento sean mínimas para que a principios del verano se pueda comenzar con la última fase de este largo camino: la presentación del proyecto sectorial, que deberá pasar por un periodo de exposición pública de un mes y un trámite de consultas de otros tres meses.

La superficie sobre la que se ejecutará la ampliación abarca 185.000 metros cuadrados, pero no se destinarán íntegramente a usos industriales. El documento de evaluación ambiental presentado por Aprointer señala que 160.000 metros cuadrados tienen la calificación de suelo urbanizable, mientras que los 25.000 restantes tienen la consideración de suelo rústico adscrito. La iniciativa de Aprointer significará dar viabilidad para materializar 88.000 metros cuadrados para usos industriales y terciarios.

La reserva para zonas verdes y espacios libres es muy significativa, superando los 60.000 metros cuadrados. Los promotores señalan que una de las señas de identidad de esta actuación será el cinturón verde que circundará todo este entorno, en el que se integrará un itinerario peatonal adaptado y continuo que permitirá a los paseantes disfrutar de los espacios de interés que hay en esta zona. Una de las actuaciones que se incluyen en este sentido es la recuperación del nacimiento del conocido como Rego do Nocedo, un ámbito de unos 15.000 metros cuadrados situado detrás del astillero de Nodosa.

Cesiones para nuevos equipamientos y dotación de nuevos viales y estacionamientos

Los empresarios afrontan este camino en total sintonía con el Concello de Bueu, que respalda que el crecimiento del polígono de Castiñeiras sea liderado por la iniciativa privada y que por ley recibirá importantes cesiones. No es solo el paseo peatonal que rodeará la zona, sino también 8.000 metros cuadrados para equipamientos. La mayor parte de esa superficie se reserva para la ampliación del actual cementerio municipal, pero también hay una parcela de 1.000 metros cuadrados que puede destinarse a usos de carácter social. El plan presentado por Aprointer también prevé el desarrollo de 28.000 metros cuadrados en nuevas infraestructuras de comunicación, donde se incluyen los viales que articularán la comunicación interior y la dotación de áreas de estacionamiento. Los promotores recalcan que el objetivo es que el desarrollo de Castiñeiras no sea solo como una zona de actividad industrial-terciaria, “sino también como una referencia en la comarca en cuanto a espacios públicos de interés”.

Compartir el artículo

stats