Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museo Massó se reinventa y multiplica por diez el número de visitas en su blog

Las instalaciones continuarán cerradas al público al estar parte del personal con permisos especiales -"El futuro es tener una oferta presencial y otra en la Red",afirma la directora

Covadonga López de Prado en su despacho con el blog del Museo Massó abierto en el ordenador. // S.Á.

El obligado cierre de sus instalaciones a causa del estado de alarma no ha frenado la actividad en el Museo Massó de Bueu, que se ha visto obligado a reinventarse, volcando sus esfuerzos en Internet, en donde está recogiendo los frutos con creces. El Museo ha conseguido multiplicar por diez el número de visitas a su blog, con entradas que han alcanzado entre 1.000 y 1.200 consultas, cuando la media anterior se situaba entre las 80 y el centenar.

"Estamos gratamente sorprendidos, porque no se trata de redes sociales como Facebook o Instagram, que cuentan con más usuarios", afirma la directora del centro, Covadonga López de Prado, que añade que "sí era habitual tener más visitas en verano para consultar la programación e inscribirse en las actividades, pero no ahora para visualizar contenidos y producciones", señala. El estallido de la pandemia del coronavirus obligó al centro a reorientar completamente su estrategia. "Tuvimos que ponernos al día en un tiempo récord, generar producciones para colgar en la Red. Es muy diferente a tener el museo abierto, estresante, pero también estimulante", afirma. De este modo, se tomó parte en el programa "Contigo na casa", en la Semana de los Museos, compartiendo vídeos con parte de las piezas de su colección, con las guías de algunas de sus exposiciones, como las de "A arte de navegar" o "Crecer co mar" o ilustraciones del Liber Chronicarum incluyendo un juego de rompecabezas.

"Fue algo inmediato. Cerramos el museo y empezamos a ver cómo podíamos renovar el blog, hacerlo más dinámico, más visual y atractivo...", relata la directora, satisfecha porque ese esfuerzo extra realizado ahora no deja de ser una inversión de futuro. ""Esto obviamente va a tener continuidad, porque una vez llegas a un público y a un número de visitantes en la Red no puedes perderlo", razona. "El futuro es tener una oferta en Internet y otra presencial, en paralelo", añade. Eso sí, la idea inicial de que el estado de alarma permitiría avanzar en tareas como la catalogación de piezas se ha quedado en agua de borrajas. "Ha sido imposible. Entre las producciones para el blog y las gestiones habituales no queda tiempo para nada", se lamenta la directora.

La creación de la página web del Museo Massó estaba prevista para 2021, pero su aparición no supondrá el fin del blog. "Es que este es un formato muy ágil, que te permite editar de forma inmediata, hacer correcciones y subirlo en apenas unos minutos", señala López de Prado. "Creo que pueden ser herramientas complementarias. El problema de la web y de estos recursos es que hace falta personal para atenderlos". Mientras, las ideas siguen surgiendo. "Hasta podemos subir una pequeña exposición para compartir", dice. Otra de las posibilidades es la de compartir en el blog las nuevas adquisiciones que realice el museo, "contextualizándolas, explicando por qué han sido adquiridas", y exponer el proceso de restauración de una obra. "Sería servir de escaparate a ese trabajo interno que hace el museo", manifiesta.

Lo que está descartado por el momento es la apertura al público, a pesar de que ya está permitido. El problema es la falta de personal, ya que dos de los tres vigilantes están de permiso por el cierre de los centros educativos y tener menores a su cargo. Y por el momento no hay una fecha para el fin de los mismos.

Compartir el artículo

stats