Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toteking: "La vida es muy corta como para mentir"

El sevillano Manuel González Rodríguez actúa por primera vez en Bueu

ToteKing. // María Macipe

Manuel González Rodríguez, más conocido como ToteKing, se subirá al escenario hoy para presentar sus rimas honestas y comprometidas. El rapero sevillano, uno de los grandes referentes del hip hop nacional, llega por primera vez al SonRías de Bueu, donde actuará a partir de la 1.00 h para y donde presentará, entre otros, los temas de su último disco, "Lebron".

- El último disco publicado hasta la fecha es "Lebron" (2018), que editó a punto de cumplir los 40 años. No sé si es por alcanzar la frontera de esa edad o la manida "crisis de los 40", pero lo cierto es que el resultado es un disco en el que se aprecia una madurez especial. Una especie de retrospectiva. ¿Fue algo buscado conscientemente o por el contrario fue algo más sencillo o natural?

-Fue natural, el disco es no solo el reflejo de esa frontera real de la que hablas, sino que además es el resultado de pasar por los peores cuatro años de mi vida. En ese lapso me pasó de todo: estaba con la mitad del disco terminado y de momento todo cambió. La vida me sacudió como un terremoto y el resultado fue un disco donde al menos no miento demasiado.

- Supongo que una de esas sacudidas es la de la canción"Mi colega": una especie de carta dedicada a su padre. ¿De las canciones más difíciles de escribir?

-Sí. La canción más bonita que he escrito nunca. La más difícil también. Pero ¿ves?: esta canción es verdadera, por eso no se me gastó a los tres días de escribirla. La verdad permanece y reconforta.

- En "Puzzle" canta "El basket era mi vida [?] estaba claro, ya que yo no iba ser el nuevo Garbajosa". Sin embargo el título del disco es "Lebron". ¿Por qué se fijó en la figura de Lebron James?

-Porque Lebron es un jugador veterano que no se rinde, que entrena como un animal. Hace poco leí que gasta tres millones de dólares al año en su cocinero y su entrenador personal. Lebron está más en forma que muchos jugadores de 20 años. Así me siento yo. ¡Y ojo no por talento, eh! Más talento que yo tiene cualquiera, pero pelotas para estar currando, ensayando, estudiando música constantemente pocos.

- En esa misma canción habla de algunas de sus primeras influencias o escuchas musicales. The Pretenders, Dylan, la Creedence, Rage Against the Machine. ¿Cómo recuerda la irrupción del rap en su vida y sus primeras rimas?

-Yo venía de descubrir la música gracias a la colección de vinilos de mi madre. En casa oíamos rock, pero un vecino del barrio con el que jugaba a baloncesto se llevó una radio a la cancha una tarde, puso una cinta de Das-Efx y me enamoré del sonido. Poco después salió también el primer disco de Rage Against the Machine y eso fue ya el cambio definitivo, el empujón que me faltaba para lanzarme de lleno hacia esa nueva música que ponía mi colega en la radio.

- Con algunas de las letras de este disco se desnuda de manera diría que casi salvaje, mostrándose vulnerable. Pienso sobre todo en "Bartleby & Co": "Fantasear con la idea de no escribir más [?] Creo que en total hablo más solo que con la gente". ¿Es la prueba de que el éxito y el reconocimiento tienen un lado oscuro menos conocido, como el lado oscuro de la luna de Pink Floyd que cita en otra de las canciones?

-Yo por suerte no "perdí" en el camino a ningún miembro del grupo, como le pasó a Pink Floyd con Syd Barret. Pero sí, tienes razón, aunque no crea que se trata tanto del éxito o la fama. La cara oscura a la que nos enfrentamos las personas que tratamos de escribir bien es la propia escritura. El tema de "Bartleby&co" es una reflexión sobre la imposibilidad de crear, sobre la frustración que produce llenar un folio en blanco con un texto y odiarlo al tercer día de haberlo escrito. Yo no tengo problemas en desnudarme si se trata de decir la verdad. La vida es demasiado corta como para mentir o proyectar siempre esa puta imagen de éxito que parece primar hoy.

- Este nuevo disco está lleno de colaboraciones, como Rozalén, Little Pepe, Green Valley o su hermano Shotta. ¿Cómo eligió a los artistas con los que quería contar en este álbum?

-De manera aleatoria. Sin pensarlo demasiado. Y no bromeo. Yo estoy delante del ordenador grabando y de repente alguien me viene a la cabeza, algo se detona en mi cabeza y aparece la cara de esta persona que entonces me parece idónea para una colaboración. Entonces le/la llamo, le propongo el tema y seguimos o no adelante. Toda mi forma de tomar decisiones de impulsiva y caótica. Muy punki en realidad.

- Uno de los temas con colaboradores es "Ellas", con Little Pepe y Erick Hervé. Les ha salido un himno feminista en un momento crucial, con la huelga del 8-M o la movilización social por La Manada.

-Sí, pero prefiero no hablar de este tema. No estoy contento ya con esa canción. Este fue de los temas que se me gastó no en tres días, sino en tres horas. No afrontamos bien la temática: es sincero, el fondo del tema tiene bondad y está enfocado hacia el movimiento feminista con todo nuestro cariño, pero el resultado es pobre. Hay también alguna frase errónea. No es un buen acercamiento.

- El rap es inconcebible sin su carga reivindicativa y apegada a la realidad social. ¿Qué siente cuando ve a algunos compañeros músicos citados a declarar ante la Audiencia Nacional o condenados por sus letras?

-Asco por el país en el que vivo. Así de claro. Esos compañeros saben que cuentan conmigo. Cada vez que hemos sufrido una vergüenza de este calibre, de juicios y demás, he apoyado como he podido el asunto: a través de las redes, asistiendo a conciertos benéficos para tocar gratis y recaudar dinero para sus abogados?En este tipo de asuntos jamás falta mi espada.

- A pesar de fantasear con la idea de no escribir más y del folio en blanco, ¿queda Toteking para rato?

-No lo sé. Todo en mi vida va por impulsos. No he tenido miedo de dejar atrás cosas más importantes que el rap, así que cuando no me apetezca hacerlo más no lo haré.

Compartir el artículo

stats